Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nivel de empleo previo a la crisis no se alcanzará hasta 2022 en la C. Valenciana

El informe del IVIE que marca la hoja de ruta del Consell para la reconstrucción económica advierte de que se puede perder el 15 % de la ocupación

El nivel de empleo previo a  la crisis no se alcanzará hasta 2022  en la C. Valenciana

El nivel de empleo previo a la crisis no se alcanzará hasta 2022 en la C. Valenciana

La pandemia de coronavirus marca un antes y un después en la situación del mundo. Y una de las dimensiones donde la crisis tiene repercusiones también sociales es en la destrucción de empleo. «El impacto de la crisis puede ser mayor en la Comunitat Valenciana» que en el resto de España y los niveles de empleo de empleo previos también se retrasarán hasta 2022, al menos. Así lo indica el informe del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) La superación de la crisis de la covid-19 en la Comunitat Valenciana: una hoja de ruta de la reconstrucción de la economía.

Este documento asumido por la Generalitat y que el Ejecutivo de Ximo Puig maneja acometer a lo largo de esta legislatura -con el mayor respaldo posible de los partidos políticos, dirigentes empresariales y sindicatos y sociedad civil- alerta de la importancia del impacto de esta recesión sin precedentes en los «sectores más vulnerables». Estos pueden disparar la tasa de paro por encima del 21,7 % -según el Banco de España-, un porcentaje que el Gobierno central rebaja hasta el 19 % (frente al 14 % actual).

La pandemia dibuja un impacto muy severo en la economía valenciana porque en el conjunto de 2020 destruirá una parte significativa de la producción y los ingresos del ejercicio. Sobre todo en el mercado laboral, pues el paro volverá a situarse en menos de un año en tasas superiores al 20 %. Este empobrecimiento colectivo «hubiera sido todavía mayor sin las medidas adoptadas por las administraciones para frenar la crisis y sostener a empresas y trabajadores, pero en cualquier caso será muy importante y costará superarlo», sostiene el IVIE.

El problema de la Comunitat Valenciana es que el impacto del confinamiento ha sido mayor en por las restricciones a las actividades de la hostelería y el comercio (lo que perjudica de lleno a la industria tradicional texto, cuero, calzado y muebles, entre otras), con mayor peso que en otros territorios.

En segundo lugar -según el IVIE- por el mayor peso relativo en el empleo de colectivos «más vulnerables» y sensibles el ciclo económico como el trabajo temporal, los parados de larga duración, empleados indefinidos pero con poco tiempo en la empresas o trabajadores con menor formación.

En tercer lugar, el organismo dirigido por profesor de Análisis Económico de la Universitat de València Francisco Pérez señala la debilidad laboral de la Comunitat dada la existencia de una tejido empresarial dominado por pymes (que aglutinan el 90 % del empleo), «con menor capacidad de resistencia» que las grandes compañías.

Empleos artísticos y recreativos

Algunos de los sectores valencianos duramente castigados por el confinamiento son los de actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento, que tienen un peso similar al de España. En conjunto, las actividades en las que la crisis será más persistente por la necesidad de mantener la distancia social concentran un 33,1 % del empleo total valenciano frente al 29,4 % de media en España. Además, advierte del reducido peso que tienen en la economía valenciana sectores tecnológicamente más avanzados y con mayor digitalización.

El peso relativo de los colectivos más vulnerables es mayor en la economía valenciana. En concreto, el 27,7 % de los asalariados del sector privado son temporales (frente al 25,9 % en España) y el 15% tienen contrato indefinido con poco tiempo en la empresa (12,4 % en España). El resto de grupos vulnerables (como autónomos o trabajadores con menor formación) también representan porcentajes importantes del total, aunque similares a la media nacional.

Escenarios posibles

El IVIE determina el impacto de la pandemia en la Comunitat Valenciana en función de la duración del confinamiento y las restricciones de actividad teniendo en cuenta -tal como constata el Banco de España- que se se asume una caída del 100 % de la producción en la hostelería, la restauración, el ocio y la fabricación de vehículos; del 60 % en el transporte; del 50 % en el comercio mayorista y minorista; del 30 % en el resto de las manufacturas. En la construcción (salvo en las dos semanas de cese completo por ser actividad no esencial), el sector agroalimentario y la energía se supone que mantienen la actividad.

Con estos supuestos, la actividad cae de media un 30 % en cada semana de estado de alarma.

Y eso quiere decir que en un escenario optimista el PIB de la Comunitat Valenciana caerá un -7 % y el empleo, un -8,7 %. En un panorama intermedio esos indicadores se situarían entre el -9,6 % y -11,5 %, respectivamente. Mientras, en un escenario pesimista, la renta valenciano caería un -12,6 % la ocupación, un -15,6 %.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats