Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La construcción en la C. Valenciana pierde el mejor trimestre de ventas por la pandemia

Las transacciones de viviendas caen un 28,80 % hasta finales de marzo y se hunden entre abril y mayo con desplomes históricos

Un hombre mira los anuncios de una inmobiliaria para extranjeros en Torrevieja.

Un hombre mira los anuncios de una inmobiliaria para extranjeros en Torrevieja. levante-emv

El sector de la construcción de la Comunitat Valenciana ha perdido el mejor trimestre de ventas del año (que históricamente es entre abril y junio) por el impacto de la pandemia del coronavirus, según advierten los notarios. Las operaciones cayeron un 28 % hasta finales de marzo (con don semanas de parón total por el confinamiento) y han sufrido un desplome sin precedentes entre abril y junio. Los principales compradores extranjeros de vivienda en la Comunitat Valenciana son los británicos (con más de 5.000 casas adquiridas al año) y el brexit ha terminado por dar la puntilla al sector.

Los notarios todavía no tienen cerrados los datos de abril a junio, pero admiten que son demoledores por el parón total del mercado por el confinamiento y la imposibilidad de viajar de los extranjeros (que representan la mitad del mercado en la Costa Blanca, motor inmobiliario de la C. Valenciana). El vicedecano del Colegio Notarial de València, Delfín Martínez, incide en que de abril a junio «es la mejor época de la construcción». «Muchos madrileños aprovechan la Semana Santa para elegir su vivienda en la Comunitat Valencia y las promotoras de apartamentos en zonas como Torrevieja hacen las entregas en este trimestre. Seguro que va a haber una caída muy importante. Los compradores no han podido ver las casas por el cofinamiento. Esos meses vamos a ver un bajón brutal cuando salgan las estadísticas», asegura Martínez.

La estadística del primer trimestre, que acaba de cerrar el Colegio Notarial de Valencia, ya apunta datos muy negativos «por el Brexit y las primeras semanas de la pandemia», según precisa el vicedecano de los notarios valencianos. Entre el 1 de enero y el 31 de marzo, las compras de los extranjeros en la Comunitat Valenciana cayeron un 20,12 % al pasar de 7.524 en el primer trimestre de 2019 a 6.010. La evolución de las operaciones de los españoles es peor. Las ventas en el mercado nacional se desplomaron un 33 % al pasar de 14.556 en 2019 a 9.336 el trimestre.

Por contra, ha subido el precio medio de compra en las tres provincias. En Valencia, los extranjeros están pagando de media 104.299 euros por su vivienda y los españoles 95.707 euros; en Alicante, los extranjeros compran viviendas con un valor medio de 142.009 euros (esta cifra está condicionada por las adquisiciones de villas de lujo en la Marina) y los españoles pagan por su casa 103.001 euros; en Castelló, los extranjeros abonan 66.597 euros por su vivienda y los españoles 80.351 euros, según la estadística del Colegio Notarial de Valencia.

La Costa Blanca es el principal mercado de compra de los extranjeros por el peso de las segundas residencias. Los compradores internacionales adquirieron el año pasado 22.164 viviendas en la provincia de Alicante. Los británicos son los más interesados en hacerse con una casa en Alicante y apuestan por la Vega Baja (los de menos poder adquisitivo) y la Marina Alta. El año pasado, los ciudadanos de Inglaterra, Galés, Escocia e Irlanda del Norte adquirieron 4.212 inmuebles en la provincia de Alicante y se decantaron fundamentalmente por Orihuela Costa (901), Torrevieja (442), Rojales (348), Xàbia (198), Pilar de la Horadada (188) y San Fulgencio (170).

Pese al Brexit, los británicos siguen siendo los extranjeros que más viviendas compran en la Comunitat Valenciana. En el primer trimestre del año adquirieron 785 casas en Alicante, 79 en Valencia y 11 en Castelló. Tras los británicos, los extranjeros que más viviendas compraron en el primer trimestre en la Costa Blanca son los belgas (544), seguidos de los suecos (353) y los franceses (289). En la provincia de Valencia, los principales compradores internacionales en los tres primeros del año fueron los rumanos (113 adquisiciones), seguidos de los italianos (105) y los marroquíes (96).

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats