30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rebajas: más control y menos caja

Las tiendas y grandes almacenes extreman las medidas de seguridad y los empresarios del textil prevén caídas del 20 %

Rebajas: más control y menos caja

Rebajas: más control y menos caja

El Corte Inglés y el Grupo Inditex (con marcas como Zara o Massimo Dutti) dieron ayer el pistoletazo de salida a una campaña de rebajas que está marcada por la incertidumbre de la crisis. A diferencia de otras temporadas, ayer no había aglomeraciones en las tiendas. Las continuas promociones a lo largo de todo el año y la reducción de la movilidad (el tráfico de peatones en la calle Colón es un 50 % al de antes de la pandemia) han restado expectación al inicio de la campaña de verano. Las tiendas y los grandes almacenes han extremado las medidas de seguridad para garantizar la seguridad de sus clientes y ayer no se pudo ver la típica imagen de la gente agolpada en la puerta de El Corte Ingles porque los clientes guardaron fila para respetar la distancia de seguridad. Los empresarios del textil y la Confederación Española de Comercio apuntaron que las rebajas van a ayudar a dinamizar el consumo, pero «no hay alegría compradora».

En cualquier caso, empresas como El Corte Inglés han echado el resto para atraer a los clientes. La compañía presidida por Marta Álvarez ofrece descuentos del 50 % en productos de 20.000 firmas distintas. En total hay cuatro millones de artículos rebajados. La compañía reconoce que los clientes «van este año más a tiro fijo».

La liberalización de las rebajas (los comercios las pueden hacer cuando quieran) ha provocado que otras empresas como el Grupo Tendam (Cortefiel), H&M, Adolfo Domínguez o Mango se hayan adelantado unos días con descuentos que en algunos casos llegan al 60 %. Aunque tradicionalmente las rebajas daban comienzo el 1 de julio ya el año pasado los grandes grupos de distribución las adelantaron al último viernes de junio para así aprovechar el fin de semana. Este año atípico por la situación vivida por la pandemia con el cierre de las tiendas durante tres meses ha provocado un adelanto mayor y ha pillado despistados a muchos clientes.

Una buena parte de los que a primera hora de ayer acudieron a El Corte Inglés de Pintor Sorolla desconocía el arranque de la campaña de rebajas. Marisa Fuentes, una de las clientas que observaba las ofertas en la sección de moda de la primera planta, aseguró: «No sabía que empezaban las rebajas. No busco nada en concreto». Otras clientes, como Carmen Soler, sí que acudieron mejor informadas. «Sí sabía que empezaban las rebajas hoy. Suelo venir a El Corte Inglés y voy a ver qué encuentro», confesó Soler.

La Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex) prevé una facturación un 25 % menor en las rebajas de este año y otras fuentes del sector calculan una caída del 20 %. «Las rebajas están más diluidas que nunca» este año, señaló a Efe el presidente de Acotex, Eduardo Zamácola.

Dinamización insuficiente

El tesorero de la Confederación Española de Comercio (CEC), Carlos Moreno-Figueroa, cree que no va a haber «rebajas que salven» las caídas de facturación y que de aquí a fin de año «la situación va a empeorar» de forma que «uno de cada cinco comercios cerrará antes de que termine 2020». Según Moreno-Figueroa, las rebajas van a «ayudar a dinamizar» el consumo, pero «no va a ser suficiente» porque «no hay alegría compradora», ya que hay «muchas nubes en el horizonte» y además de que «muchas personas no han cobrado los ERTE, otras comienzan a ser precavidas» ante la situación económica que puede llegar después del verano. El tesorero de CEC reclama que haya una clarificación y una regulación en el periodo de rebajas porque «existe una guerra de precios y un descontrol que al final perjudica al consumidor y a los comercios».

Compartir el artículo

stats