Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El control de la pandemia eleva en mayo el número de pensiones valencianas

El aumento en 393 contrasta con el desenso en 1.237 del mes de abril

El control de la pandemia eleva en mayo el número de pensiones valencianas

El control de la pandemia eleva en mayo el número de pensiones valencianas

El progresivo control de la pandemia de coronavirus ha permitido que aumente el número de pensiones en la Comunitat Valenciana en el mes de mayo, según los datos hecho públicos ayer por el ministerio de Seguridad Social. Al finalizar mayo, el total de prestaciones por jubilación y similares era en la autonomía de 998.797, lo que implica 393 más que al cierre de abril. En dicho mes, por contra, se produjo una disminución de 1.237. El dato valenciano -un territorio menos golpeado que otros por la Covid- es significativo porque en el conjunto de España el aumento en la cifra de pensiones fue de 603.

El balance de altas y bajas explica en buena medida esta evolución, dado que los datos derivan de dos factores, el anormal fallecimiento de personas mayores durante los primeros meses de pandemia, singularmente en las residencias, y la parálisis en los trámites para pedir la pensión por el estrangulamiento laboral en las administraciones. Así, tal como informó el ministerio en un comunicado, el confinamiento y el cierre de oficinas de la Seguridad Social afectó al número de altas durante mayo (40.569), que creció un 30 % respecto a abril, aunque disminuyó un 23,4 % frente al año pasado, debido a las menores solicitudes de todas las clases de prestación salvo en viudedad, que aumentaron un 10 % respecto a hace un año.

El departamento que dirige José Luis Escrivá añadió también que durante mayo se produjeron unas 40.000 bajas de pensiones (42 % menos que en abril), según los cálculos en base a los datos proporcionados por la Seguridad Social, lo que refleja el efecto que la mortandad por la Covid tuvo, especialmente, sobre el colectivo de mayor edad. En los cinco primeros meses del año, causaron alta en España 198.465 nuevas pensiones, lo que supone un descenso del 22,4 % respecto al mismo periodo del año pasado, en tanto que se dieron de baja 245.694 pensiones, un 16,2 % más que el año anterior.

Después de que en abril la Seguridad Social registrara el primer descenso de su historia en el gasto que realiza en pensiones, aunque fue solo de tres décimas en relación a marzo, en mayo esta partida volvió a su senda habitual. Así, la Seguridad Social destinó 9.862,3 millones de euros al pago de las pensiones contributivas de mayo, un 2,2% más que en el mismo mes de 2019 pero sólo un 0,1% más que en mayo.

A la par que se elevaba el número de prestaciones, también lo hizo el importe de estas en la Comunitat Valenciana. La pensión media de jubilación alcanzó en junio en la autonomía los 1.062,4 euros mensuales, lo que supone 1,12 euros más que en mayo y 99,4 euros menos que la media nacional, situada en los 1.161,8 euros. Dentro de la región, hay sensibles diferencias según los territorios. En Alicante, el importe de este tipo de prestación es de 989 euros, frente a los 1.008 de Castelló y los 1.121 de València.

De este modo, la Comunitat Valenciana se situó como la cuarta autonomía con una pensión de jubilación más baja después de Extremadura (962,7), Galicia (977,6) y Murcia (1.033,4 euros). Por su parte, la pensión media del sistema, que comprende las distintas clases de pensión (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares), se situó en la Comunitat Valenciana en 931 euros, con una subida del 2,1 % respecto a 2019.

Compartir el artículo

stats