Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entidades

La asociación naviera que preside Boluda se instalará en la sede de la patronal CEV

La organización ocupará tres despachos en la planta del edificio donde iba a ubicarse AVE hasta que se rompió el acuerdo

Fachada de la antigua sede de Cierval en València. f. bustamante

Justo un año después de que la imposibilidad de ubicar dos fundaciones rompiera el acuerdo por el que la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) trasladaba su sede al edificio que la Confederación de Empresarios de la Comunitat Valenciana (CEV) tiene en el centro de la capital autonómica, la patronal tiene ya prácticamente ocupado el espacio que la citada organización dejó libre in extremis y, en buena medida, lo va a hacer gracias a una asociación que preside el también máximo dirigente de AVE: Vicente Boluda.

La asamblea general de la Asociación Naviera Valenciana (ANV) ha dado ya el visto bueno para trasladar su sede social, el próximo mes de septiembre, al edificio de la CEV, ubicado en la calle Hernán Cortés de Valencia y que albergó hasta su disolución a Cierval, predecesora de la CEV como patronal autonómica.

Dicho inmueble proviene de patrimonio sindical y, en consecuencia, no puede tener un uso comercial. La patronal que preside Salvador Navarro, tras reconvertirse de provincial en autonómica tras la desaparición de Cierval en 2017, recuperó dicho edificio a través de la española CEOE y decidió dedicarlo a asociaciones y federaciones. Como legalmente no puede cobrar alquileres por su uso, decidió que las organizaciones empresariales que se instalarán allí no abonarían nada, aunque se harían cargo de forma compartida, en función del espacio ocupado, de los gastos que genere el uso del edificio, como la luz, el agua o la conserjería.

El acuerdo clave para llenar el inmueble fue el que la CEV cerró con AVE, que se hizo socia de la patronal para poder trasladar su sede a Hernán Cortés. El pacto se suscribió a finales de 2018 con la intención de consumarlo a principios de 2019. Pero en mayo la junta de AVE dio marcha atrás e incluso se dio de baja en la CEV. El lobby que preside Boluda explicó que el motivo del rechazo al traslado estaba en que el acuerdo inicial contemplaba que, junto a esta organización, se ubicarían en el citado inmueble la Fundación Valencianos de Estudios Avanzados y la Fundación Premis Jaume I. De la primera Boluda es presidente, y de la segunda, vicepresidente. Se trataba de situar a las tres entidades en el mismo edificio. AVE ocuparía una planta entera y las fundaciones, parte de otra. El resto del inmueble se reservaría para asociaciones de la CEV y para la propia patronal.

Fundaciones

Sin embargo, al final resultó que, jurídicamente, el edificio no podía albergar fundaciones, y ello dio al traste con la operación. Pese a todo, la CEV ya tiene casi lleno el inmueble, a excepción de un par de despachos pequeños en la tercera planta. En la que debía ocupar AVE están las federaciones del transporte FVET y la de transporte de mercancías y, desde septiembre, ANV, que tendrá 3 despachos. En el resto del edificio, al margen del espacio que se ha reservado la propia CEV, incluido un despacho para su presidente, y el salón de actos, se ubican la patronal sectorial Quimacova, Confecomerç, Jóvenes Empresarios y la asociación comercial del Centro Histórico de València

La organización empresarial liderada por el conocido naviero cuenta en la actualidad con un inmueble en la calle Doctor Lluch, muy próxima al Puerto de València. La histórica asociación patronal -ya sin navieras de capital valenciano, con la excepción de Boluda Corporación Marítima- aglutina los intereses de consignatarias que operan en el recinto del Grao como MSC, Bergé, Maersk o Grimaldi, entre otras grandes corporaciones.

La actual gerente de la Asociación Naviera Valenciana es Paula Casáis y, según los estatutos de esta entidad, «quiere proyectar en el ámbito nacional e internacional el puerto de València». De esta asociación también forman parte las empresas de los puertos de Sagunt y Gandia al integrarse estos recintos portuarios en el ámbito de gestión de la actual Autoridad Portuaria de València.

La ANV asegura que defiende «tanto a empresas consignatarias como estibadoras, aunque en algunas ocasiones puedan tener intereses encontrados».

Compartir el artículo

stats