Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solicitud

El Puerto de València reclama autonomía de gestión al Gobierno ante las reformas

El nuevo Marco Estratégico 2030 prevé rebajas del 30 % de las tasas y más bonificaciones - Aurelio Martínez asegura que "realizar una nueva evaluación ambiental sigue en manos de los técnicos y no debe retrasar la ampliación"

Un momento del consejo de administración de Valenciaport, ayer, en el edificio del Reloj.

Un momento del consejo de administración de Valenciaport, ayer, en el edificio del Reloj. levante-emv

La Autoridad Portuaria de València (que controla los recintos de València, Sagunt y Gandia) quiere tener más autonomía en la gestión económica para acometer inversiones, negociar recursos humanos así como ganar agilidad en la contratación ante el nuevo escenario que se abre en en la red de 28 autoridades portuarias y 46 recintos de interés general que tutela el Ministerio de Transportes. Así lo anunció ayer el presidente de la APV, Aurelio Martínez, tras anunciarse la puesta en marcha del 'Marco Estratégico 2030' que, entre otras cuestiones, prevé impulsar la protección medioambiental y la sostenibilidad económica del sistema portuario.

Esta petición de mayor autonomía, que también sostienen otros puertos españoles, como el de Barcelona, es una histórica reivindicación de grandes emplazamientos tutelados desde el organismo Puertos del Estado. Al término del consejo de administración de la APV, Martínez reconoció que estos tiempos «podrían conllevar a una reforma de la actual ley del sector aunque de momento no hay nada decidido», apuntó. Entre las medidas que propone el citado plan estratégico para las entidades de interés general figura una reducción media de las tasas del 30% en 2030 en comparación con las actuales. Además, también aumentarán las bonificaciones. Los objetivos del 'Marco Estratégico 2023' responden a siete criterios de actuación: eficiencia, conectividad, digitalización, innovación, sostenibilidad, seguridad y transparencia, detalla el organismo presidido por Francisco Toledo.

Ampliación en ciernes

La versión definitiva del nuevo marco estratégico del sistema portuario verá la luz después del verano tras la reunión celebrada durante estos últimos días en Santander.

A vueltas con la construcción de la cuarta terminal de contenedores en la zona de la ampliación norte, según Martínez, de acuerdo con la legislación vigente, no hace falta una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA) adicional a la que se obtuvo durante el año 2007. Sea como fuere, ayer reconoció que aunque finalmente se tramitara una otra evaluación ambiental, ya sea parcial o total, «no pararía el proyecto» porque para culminar el relleno del muelle hacen faltan tres años.

Además, el máximo responsable de Valenciaport insistió: «Yo me fío de mis técnicos, no como otras personas, y está clarísimo que no hará falta y yo defenderé este posicionamiento. Si los técnicos piden una DIA no me voy a oponer», agregó. La nueva terminal podría entrar en funcionamiento en el año 2026 o 2027, según prevé la Autoridad Portuaria.

Respecto al futuro. Martínez también avanzó que el nuevo plan estratégico de la APV, que tendrá un coste de 511.000 euros, fomentará las áreas logísticas, el uso del ferrocarril y la integración con las redes transeuropeas de transporte. Y pretende mejorar la relación puerto-ciudad. Respecto a este último punto el consejo de administración de la APV, del que forma parte el alcalde Joan Ribó, dio ayer luz verde al plan especial de la zona sur 1 del recinto del Grao, que forma parte del barrio de Nazaret, que también albergará la futura ciudad deportiva del Levante UD.

Caída de tráficos

Valenciaport prevé cerrar el ejercicio con 5,1 millones de TEU (unidad de contenedor de veinte pies), frente a las 5,4 millones alcanzaron en 2019, lo que supone un descenso del 10 %. «La actividad está un poco lejos de tráficos normales. La tendencia del tráfico de mercancías -apuntó- es claramente al alza desde mediados de julio. Ahora bien, lo que perdimos entre marzo y junio no lo vamos a recuperar». Estados Unidos sigue siendo el principal cliente, seguido por China. Además, Argelia y Canadá continúan creciendo de manera considerable y contribuyen a la recuperación de la actividad.

Martínez resaltó tras el consejo que ARUP University ha seleccionado a Valenciaport para la realización de un estudio del impacto en el transporte marítimo de la covid-19 por ser el puerto europeo «más comprometido con la transparencia». Según indica ARUP en su informe «Valenciaport ha sido seleccionada para llevar a cabo este análisis porque es el puerto más concurrido de España y del sur de Europa. También opera con todo tipo de tráfico, por lo que fue posible estudiar cómo esta crisis afectó a cada uno de los tráficos». ARUP ha basado su análisis en la tecnología digital y la información disponible para el público.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats