El consejero delegado de BBVA, Onur Genç, asegura que el grupo espera cerrar el año 2020 con resultados «claramente positivos» y confirma que la intención del banco es reanudar el pago de dividendos 100% en efectivo a partir de 2021, una vez que desaparezcan las incertidumbres asociadas a la crisis del coronavirus y el Banco Central Europeo (BCE) elimine su 'veto'. Así lo indicó durante la presentación de resultados del primer semestre de 2020, en el que BBVA presentó pérdidas de 1.157 millones tras provisionar en el primer trimestre 2.084 millones de euros por el deterioro del fondo de comercio de Estados Unidos. Sin ese impacto, el beneficio de la entidad presidida por Carlos Torres fue de 928 millones, un 57,8% inferior a tipos de cambio constantes y un 62% menos en corrientes.

Por otro lado, la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) ha decidido reincorporar a Bankia al grupo de bancos españoles que examinará durante sus próximos test de estrés, que fueron retrasados hasta el año que viene hace varios meses debido al impacto de la pandemia de la covid-19.