Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comercio

El sector citrícola exige que EE UU retire aranceles tras renunciar Airbus a las ayudas

La exportación, que llegó a casi 80.000 toneladas hace más de una década, se ha reducido a cero por las barreras comerciales esta campaña

El sector citrícola exige que EE UU retire aranceles tras renunciar Airbus a las ayudas

El sector citrícola exige que EE UU retire aranceles tras renunciar Airbus a las ayudas

El sector citrícola asegura que es tiempo de retirada de aranceles por parte de Estados Unidos para las importaciones procedentes de la Unión Europea; una barrera comercial impuesta el año pasado por Donald Trump dentro del capítulo de ofensivas en la 'guerra comercial' con la UE y en respuesta a las ayudas de Bruselas al fabricante de aviones Airbus.

Pero el pasado 24 de julio Airbus anunció que renunciaba a las ayudas que fueron declaradas por la Organización Mundial del Comercio (OMC) ilegales. Según confirmó poco después la Comisión Europea, los Gobiernos de España, Francia y Alemania acordaron entonces con el fabricante aeronáutico europeo modificar los términos de los créditos reembolsables concedidos a la firma, con el fin de reflejar las condiciones del mercado y tratar de zanjar la disputa comercial con EE UU y con la compañía de aquel país, Boeing. A la vista de la situación, el Comité de Gestión de Cítricos, patronal naranjera con sede en València y que agrupa a 120 empresas y 25 organizaciones de productores, exige a Madrid y de Bruselas «celeridad» para concretar la retirada de aranceles.

Y es que, la citada crisis derivó en la imposición, a partir de octubre de 2019 y como medida de retorsión habilitada por el organismo internacional, de aranceles a un importante listado de productos agroalimentarios. Las tasas aplicadas desde entonces -del 25% ad valorem- han expulsado de este mercado a los cítricos españoles (fundamentalmente clementinas) y han provocado ingentes pérdidas en otros tantos productos clave, como el aceite de oliva, el vino o los quesos de nuestro país. Sin embargo y a pesar de que, formalmente, la Administración Trump no tenga ahora argumentos con los que mantener esta penalización, aún quedan pendientes determinadas gestiones ante la propia OMC y los EE UU para que la retirada de tales aranceles sea efectiva.

Las exportaciones al país norteamericano llegaron a principios de siglo a casi 80.000 toneladas. Ese volumen de ha desinflado en las dos últimas décadas. Estados Unidos importó 13.105,85 toneladas de cítricos españoles en 2018 por un valor de 14,68 millones de euros, lo que supone descensos respectivos del 36 % y del 26 % frente al año anterior, cuando este país compró a España 20.798,55 toneladas por 20,07 millones, según fuentes del ICEX. Estas cifras fueron también inferiores a las registradas en 2016 (18.657,44 tn y 17,31 millones de euros); 2015 (30.160,07 tn y 27,68 millones ) y 2014 (35.746,95 tn y 31,16 millones ). El sector citrícola español produce entre 7,5 y 8 millones de toneladas de fruta en función de la campaña, lo que supone un valor medio entre 4.000 y 4.300 millones de euros. De estos, alrededor de 3.200 millones proceden de la exportación, donde la UE acapara el 93 % de las venta.

El Gobierno central debe actuar «al más alto nivel para acelerar la reapertura y poder retomar las exportaciones agroalimentarias afectadas así como los envíos de mandarinas y naranjas al comienzo de la próxima campaña, ya en septiembre, con nuestras clementinas precoces», reclama la presidenta de la patronal citrícola española, Inmaculada Sanfeliu. De no actuarse con rapidez, será complicado que los operadores puedan organizar la logística necesaria para negociar nuevos programas de suministro a EE UU.

Reino Unido

En el horizonte, junto a las dificultades derivadas de la crisis del coronavirus, pesa la amenaza de un brexit sin acuerdo. Con 330.000 toneladas exportadas en la pasada campaña, Reino Unido es el tercer mayor mercado citrícola para España tras Alemania y Francia. De no llegar a un pacto en octubre o no producirse in extremis antes de final de año, Reino Unido aplicaría a las mandarinas españolas a partir del 1 de enero de 2021 un arancel del 16% y otro del 10% (entre el 1 de noviembre y el 30 de abril) y del 2% para las naranjas el resto del año. La oferta competidora (Marruecos, Turquía, Egipto o Sudáfrica) se beneficiaría de los acuerdos preferenciales ya suscritos, con arancel cero.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats