La Unió denunció ayer que la línea de ayudas de la Conselleria de Agricultura para productores primarios que realizan venta directa en lonjas, alhóndigas o al por menor de productos agroalimentarios, afectados por los efectos de la covid-19, solo ha ejecutado el 2,2 % del presupuesto por las limitaciones establecidas en la normativa. La organización agraria recordó que ya presentó un recurso de reposición en su día porque preveía lo que iba a pasar, entre otros motivos por las dificultades de acceso a las personas físicas al no disponer de certificado digital. De un presupuesto de 2,25 millones de euros, solo han accedido 33 personas a la ayuda, es decir, 49.500 euros, según indicó en un comunicado.