Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los cítricos fueron el producto agrario que más se encareció en el peor mes de la crisis

El precio percibido por los productores de agrios en abril fue un 182 % superior a 2019 y un 42 % por encima de marzo

Manipulación de cítricos en un almacén de Benifairó. vicent m. pastor

Abril fue el mes cero de la pandemia de coronavirus en la Comunitat Valenciana, España y casi toda Europa. Fue cuando el confinamiento estuvo más generalizado y, a diferencia de marzo, que solo se vio afectado desde el día 14, con la declaración del estado de alarma, la parálisis en el consumo a través de bares y restaurantes se extendió durante los 30 días que duró. En ese mes, el producto agrario que más se encareció fueron los cítricos. En concreto, el precio percibido por los productores de esta fruta fue un 182,47 % superior al de abril de 2019 y un 42,54 % por encima del de marzo de 2020, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Agricultura.

Son varios los factores que contribuyeron a este histórico incremento. Por un lado, pese al total cierre del canal horeca, la demanda de cítricos, especialmente en Europa, aumentó de forma considerable en el contexto de la pandemia y del convencimiento de los consumidores de las propiedades que tienen los agrios para combatir enfermedades propias del invierno como los resfriados o la gripe. A esto cabe añadir que las medidas para evitar la expansión de la pandemia dificultaron la llegada a la Unión Europea de producto de países terceros que en ese momento del año son claros competidores de la citricultura valenciana como Turquía, Egipto y Marruecos. Cabe recordar, como publicó este diario, que los agrios fueron el producto del campo con mejor evolución en el segundo trimestre de las exportaciones valencianas.

Por otro lado, ese tirón de la demanda se produjo en una campaña con menor oferta que la anterior. El aforo citrícola se redujo en torno al 30 % por varios motivos. Además de la incidencia de fenómenos climáticos y la reducción de la superficie de cultivo que padece esta actividad año tras año, los cítricos, según fuentes del sector, sufren la denominada vecería, que implica que los árboles dan mucha producción en una temporada y bajan su rendimiento en la siguiente. Eso sucedió en la campaña 2019/2020 y hubo menos naranjas, limones y mandarinas. Así, la previsión para el período 2020-2021 es que crezca considerablemente el aforo.

Otros productos

En general, los precios agrícolas y ganaderos experimentaron una subida interanual en abril del 9,23 % y del 0,33 % en relación a marzo de 2020, si bien fueron los primeros los que más contribuyeron a esta evolución con un alza del 16,76 %, dado que los segundos, es decir, la carne, la leche y los huevos, solo subieron un 2,63 %. Además de los cítricos, los otros productos del campo cuyos precios subieron en abril respecto a marzo fueron los tubérculos (4,81 %), los cultivos industriales (26,41 %) y las hortalizas (4,32 %). Los descensos más acusados se dieron en las semillas (18,46 %), los cereales (4,96 %) y las frutas que no son cítricos (4,00%).

En la comparación con abril de 2020, los agrios encabezan los productos que más se encarecen, seguidos del resto de frutas (29 %), los tubérculos (21 %) y las hortalizas (19 %). Los datos más negativos se dan en los productos vitivinícolas, con una bajada del 12,8 %, y en el aceite de oliva, con una caída del 12 %.

Compartir el artículo

stats