La dirección y el comité de empresa de la factoría Ford en Almussafes cerrarán hoy salvo sorpresa el sexto expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), que implicará paradas temporales tanto en la planta de vehículos como en la de motores, que afectará a entre el 40 y el 100 % de la plantilla.

Tras la primera reunión celebrada ayer, el presidente del comité de empresa, Carlos Faubel (UGT), explicó que el nuevo expediente se justifica por la bajada de ventas y aseguró que si mantiene las mismas condiciones de los cinco ERTE anteriores (cobertura salarial hasta el 80%), «habrá acuerdo con UGT», sindicato mayoritario en la planta valenciana, pese a las reticencias del resto de sindicatos.

La dirección ha propuesto parar, entre septiembre y diciembre, quince días en la planta de vehículos, de los que trece afectarán al 40 % de la plantilla, principalmente vinculados a los modelos Mondeo, S-Max, Galaxy y Transit, ya que el Kuga «está funcionando». Ante esta coyuntura, la empresa ha trasladado a los representantes de los trabajadores la necesidad de disminuir en 11.000 vehículos y de 28.000 motores el volumen de producción previsto.

Esas paradas se prevén para ocho días de septiembre, del 21 al 25 y del 28 al 30, dos días en octubre (1 y 2) y tres días en diciembre (11, 18 y 22), mientras que también se prevé que pare de trabajar toda la plantilla los días 2 y 3 de noviembre. Esta reducción equivale al 40% de la capacidad de fabricación de coches durante 13 días y a una parada total durante dos días en la planta de vehículos, es decir, 15 días de ERTE en la planta de vehículos.

Respecto a la planta de montaje de motores, el parón sería de diecinueve días: seis en septiembre (3, 4, 7, 17, 18 y 25), el 13 de octubre, cinco días en noviembre (2, 3, 13, 20 y 27) y siete días en diciembre (15, 16, 17, 18, 21, 22 y 23).

«Le hemos dicho a la empresa que es el sexto ERTE y que los tres últimos han sido en la misma situación actual, por lo que hay poco que discutir. Solo les hemos condicionado a que pongan las mismas condiciones en las que han firmado los con UGT los cinco anteriores», insistió Faubel.

Cabe recordar que si en los últimos tres años la contracción del mercado ya estaba afectando de forma moderada a la producción de la planta valenciana de Ford, este contexto de mercado se solapa ahora con una pandemia. Ya en el primer semestre de este año la producción se redujo un 41%. El regreso a la actividad tras las vacaciones se afrontaba con cien unidades menos al día y ahora, tras las cifras del verano, se vuelve a ajustar. Eso sí, el nuevo Kuga está siendo un éxito en el mercado europeo, sobre todo su versión híbrida enchufable.