30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vivienda

La venta de casas en Valencia cae un 43 % por el parón del mercado extranjero y la covid

Alicante es la tercera provincia española en número de operaciones de compra por el peso de las segundas residencias

Una pareja escucha las calidades de una promoción de viviendas en València.

Una pareja escucha las calidades de una promoción de viviendas en València. germán caballero

La venta de casas en la Comunitat Valenciana ha caído un 43 % en el segundo trimestre del año por el parón del mercado inmobiliario extranjero y la crisis de la covid (que provocó el confinamiento hasta mayo), según informó ayer el Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles de la Comunitat Valenciana. Alicante es la tercera provincia española en número de operaciones por el peso de las segundas residencias en la costa y Valencia ocupa la cuarta posición. Una de cada tres operaciones de compra en la provincia de Alicante la acometió un extranjero cuando en condiciones normales el mercado foráneo (principalmente británico, belga, holandés y alemán) copa la mitad de las compraventas en la Costa Blanca.

A pesar del desplome de ventas, la Comunitat Valenciana lidera la actividad inmobiliaria en España por número de habitantes. En concreto, los registradores de la propiedad inscribieron entre el 1 de abril y el 30 de junio un total de 2,08 compraventas por cada mil habitantes cuando la media nacional se sitúa en 1,6. En el segundo trimestre del año, Alicante ha sido la tercera provincia española en número de compraventas totales (4.906) tras Madrid y Barcelona, mientras que Valencia aparece en cuarto lugar con 4.193 operaciones registradas.

El mercado británico de compraventa de viviendas se ha hundido en la Comunitat Valenciana por el brexit y por el bloqueo aéreo con el Reino Unido desde la declaración del estado de alarma. Los agentes de propiedad inmobiliaria están preocupados por la situación porque los británicos son los principales compradores de vivienda en la Comunitat Valenciana tras los españoles. Las ventas a los ciudadanos del Reino Unido cayeron un 26,09 % en el primer trimestre del año (según la estadística del Colegio Notarial de Valencia) y en el segundo trimestre prácticamente no se han cerrado operaciones por el confinamiento y la cuarentena. El problema es que llueve sobre mojado ya que el año pasado las operaciones con los británicos cayeron un 13,43 % respecto a las de 2018.

La Marina es la zona de España más expuesta al parón de las venta de inmuebles a extranjeros y antes del 15 de marzo los europeos con alto poder adquisitivo compraban una de cada tres viviendas del centro de València, según un informe de la inmobiliaria Engel & Völkers. Antes de la declaración del estado de alarma, habían crecido un 25 % las operaciones de inmigrantes que compran inmuebles de más de medio millón de euros para obtener el permiso de residencia (sistema conocido como Golden Visa). La demanda foránea ha facilitado que el precio de los inmuebles haya crecido un 17 % de media en la provincia de Alicante en los últimos cuatro años y un 13,19 % en la de Valencia (en la ciudad de València el aumento ha sido del 27 %).

El informe hecho público ayer por el Colegio de Registradores subraya que a pesar del parón de las compras de los extranjeros (fundamentalmente porque no han podido entrar en España hasta el 21 de junio), Alicante lidera la demanda extranjera de la Comunitat Valenciana. En concreto, un 35 % de las operaciones de compraventa en Alicante tuvo como protagonistas a ciudadanos extranjeros (el porcentaje tan alto se debe a que muchas operaciones se encarrilaron antes del cierre de fronteras y otras las han acometido residentes europeos que ya residían en la Costa Blanca y Valencia).

En el conjunto de España, los extranjeros que más viviendas adquirieron fueron los británicos (con el 12,3 % de la demanda extranjera), seguidos a distancia por alemanes, rumanos, franceses, marroquíes y belgas.

Compartir el artículo

stats