Banco Sabadell ha acudido a Goldman Sachs para explorar distintas opciones estratégicas para el banco. Desde el Banco Central Europeo han advertido de que el problema de baja rentabilidad de la banca europea se ha visto agravado por el impacto de la crisis del Covid-19, por lo que han instado a las entidades a ajustar costes y eliminar exceso de capacidad. Según adelanta ´Bloomberg´, las opciones con las que contaría Sabadell en este escenario serían una fusión, una desinversión u otro tipo de operación estratégica. Desde Sabadell no hicieron comentarios. El encargo a Goldman Sachs también tiene lugar en un contexto en el que el mercado descuenta un nuevo baile de fusiones bancarias, después de que CaixaBank y Bankia hayan confirmado que se encuentran analizando una potencial operación en este sentido. Distintos analistas han apuntado en los últimos días a Sabadell como candidato a protagonizar la próxima fusión en el sector. Los últimos han sido los directores de Alvarez & Marsal, quienes han explicado que cuando se activa el botón de salida, hay entidades que se quedan «descolgadas», siendo Sabadell una de ellas, por lo que lo ven «claro candidato» a continuar con el proceso de consolidación.