Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Global Omnium eleva su negocio a 341 millones tras su expansión exterior

La compañía valenciana, que crece un 5,2%, intensificará su presencia internacional con nuevos contratos en México, Catar y Estados Unidos

Para ver este vídeo suscríbete a Levante-EMV o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Grupo Global Omnium, propietaria de Aguas de Valencia, consiguió una cifra de negocio histórica en 2019 al lograr un volumen de 341 millones de euros, lo que supone un aumento del 5,2 % respecto al año anterior. El beneficio se redujo a 35, 7 millones, un 6,8% menos. «La apuesta por la investigación e innovación tecnológica del grupo es responsable en gran parte de la reducción de esas ganancias», según la compañía, que destaca los planes del grupo por intensificar su presencia internacional y crecer aún más en el exterior con nuevos contratos en México, Catar y Estados Unidos así como la «apuesta por la investigación, la innovación y la expansión a través de su filial tecnológica Idrica.

En este sentido y de cara al próximo ejercicio, Global Omnium se propone varias líneas estratégicas que refuerzan la misión de la mercantil de aportar soluciones tecnológicas que mejoren y contribuyan a la mejor gestión del ciclo integral del agua. Quiere apostar por reforzar todo lo relacionado con la investigación y la innovación como ejes estratégicos corporativos.

Global Omnium ha desarrollado una herramienta capaz de alertar de manera temprana de la existencia de restos de virus Sars Cov-2 en aguas residuales y de alcantarilla. La firma ya ha realizado más de 5. 000 muestras en varios puntos de España y ofrece los resultados a sus clientes en menos de 24 horas. También prevé mejorar esta división de trabajo con la puesta en marcha de GOLab, un laboratorio pionero y único en España.

Mientras tanto, Aguas de València S. A. (buque insignia de Global Omnium) logró una facturación de 129,5 millones durante 2019, lo que supone un incremento del 13,2 % . La firma hídrica controlada por Fomento Urbano de Castelló y presidida por Eugenio Calabuig obtuvo un beneficio de 52,7 millones, un 62,5 % más que en 2018. La empresa concesionaria del servicio de agua potable de la capital del Túria atribuye el incremento de la cifra de facturación a la venta del líquido elemento, que ha alcanzado niveles superiores a los de 2018 «como consecuencia del número de abonados así como al ligero crecimiento de las tarifas aplicadas».

La firma, que emplea a 326 trabajadores, contaba con 323.286 abonados, que suponen casi un 1 % más que un año antes. Entre las operaciones corporativas de Aguas de València destaca la venta a otra sociedad del Grupo Fomento Urbano de Castellón de su participación en Global Omnium Inmobiliaria por un precio de 11,9 millones de euros. Esta sociedad inmobiliaria cuenta con unos activos valorados en 26,7 millones.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats