La eurodiputada socialista Inmaculada Rodríguez-Piñero ha lamentado que la disputa que enfrenta al consorcio europeo Airbus con su rival americano Boeing les cueste a los consumidores un total de 9290 millones de euros anuales: 2.890 millones en aranceles a productos de Estados Unidos como compensación por las subvenciones a Boeing, más 6.400 millones de euros a productos importados de Europa, que la Organización Mundial del Comercio ya autorizó hace un año.

La OMC ha fallado a favor a la UE por las ayudas indebidas que EEUU concedió al fabricante Boeing, igual que en su día falló a favor de Washington por las ayudas que la Unión Europea había dado a Airbus. En este sentido, Rodríguez-Piñero, miembro de la comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo, ha advertido de que “las guerras comerciales solo conducen al empobrecimiento de los consumidores y a la pérdida de competitividad de nuestras economías ".

Por ello, ha hecho un llamamiento a reformar el sistema de sanciones de la OMC "para que sectores que no recibieron ayudas, no paguen las consecuencias en forma de aumento de aranceles, como ha sucedido con el sector agrícola". "Las sanciones tienen que penalizar a quien incumple las normas", ha concluido.