Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los proyectos de pisos en Valencia caen por primera vez en cinco años

Los visados de obra nueva retroceden en la Comunitat Valenciana un 11,7 % y la compra de solares para edificar baja un 13 %

Los proyectos de  pisos en Valencia caen por primera vez en cinco años

Los proyectos de pisos en Valencia caen por primera vez en cinco años

Los proyectos de viviendas de obra nueva en la Comunitat Valenciana han caído por primera vez desde que se inició la recuperación inmobiliaria hace cinco años, según datos de la tasadora Gesvalt. A finales de julio de este año se habían concedido en las tres provincias 8.629 visados de obra nueva sobre vivienda, lo que supone un descenso del 11,7 % frente al dato acumulado de los siete primeros meses de 2019. La compra de solares para construir también ha bajado un 13 % en la C. Valenciana, según datos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Fuentes del mercado inmobiliario explicaron que las grandes promotoras han ralentizado sus nuevos proyectos a la espera de la evolución de la crisis.

La construcción sufrió una parálisis casi absoluta entre el año 2008 y 2015 por el estallido de la burbuja inmobiliaria, que dejó un gran stock de vivienda sin vender. El mercado inmobiliario comenzó a recuperarse en Alicante (por el tirón de la demanda extranjera) y poco a poco la construcción volvió a coger fuerza en València y su área metropolitana. El Ayuntamiento de València concedió en 2016 licencias de obra para la construcción de más de un millar de viviendas tras un parón completo de ocho años. Desde ese momento, se multiplicaron los proyectos y barrios como Quatre Carreres, Malilla y Patraix se llenaron de grúas. Sin embargo, desde el estallido de la pandemia se ha producido un enfriamiento. Los despachos de arquitectos han notado el bajón de proyectos.

Un informe de la empresa valenciana Landex (que intermedia en la venta de solares entre particulares y promotores) revela que la compra de suelo para construir viviendas ha caído en el segundo trimestre del año un 13 % en las tres provincias valencianas. Augusto López (CEO de Landex) apunta que en «el segundo trimestre del año se cerraron menos operaciones, pero continúa habiendo interés por parte de los promotores y constructores en encontrar suelos urbanos rentables para construir». El directivo indica que el precio de los suelos «es demasiado elevado como para que promotores y constructores quieran correr el riesgo. Es previsible que el mercado acabe encontrando el punto de inflexión en estos últimos meses del año. En estos momentos el precio del metro cuadrado de techo supera 1.500 euros y no interesa construir obra nueva porque la segunda mano es competitiva».

Augusto López subraya que la pandemia ha provocado un cambio de tendencia, ya que «se ha incrementado considerablemente la demanda de terrenos de menor tamaño para construir unifamiliares en las afueras de las capitales».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats