Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sector citrícola y el Consell reclaman el apoyo de la UE a través de la nueva PAC

La citricultura valenciana confía en que el aumento del consumo por la pandemia impulse las exportaciones desde la Comunitat Valenciana

Mireia Mollà, José Barres y Ximo Puig, ayer. | LEVANTE-EMV

Mireia Mollà, José Barres y Ximo Puig, ayer. | LEVANTE-EMV

La Generalitat y el sector citrícola de la C. Valenciana, que acapara el 70 % de las exportaciones hortofrutícolas de la autonomía, coincidieron ayer al constatar las buenas perspectivas que a priori se presentan para la campaña naranjera 2020/2021 a la vista del tirón del consumo y la fortaleza mantenida por esta actividad durante la pandemia. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, junto con la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, participaron en el primer corte simbólico de agrios de esta temporada, en Llíria, para dar visibilidad al producto y esperan que la Política Agraria Común (PAC) reconozca a la agricultura mediterránea con el mismo nivel de ayudas que reciben otros modelos agrarios de la UE.

Puig destacó las buenas perspectivas de la campaña citrícola, con unas previsiones de incremento de la producción del 13,5% y de mantenimiento de los precios. Mollà reclamó a las autoridades europeas «reciprocidad comercial para acabar con la competencia desleal que impone distintas exigencias en función del país de origen de la producción agraria». El acto contó con la participación de la IGP Cítricos Valencianos, organizaciones agrarias, comercio privado, industria, supermercados y consumidores.

Rodríguez-Piñero pide controles en origen a los cítricos sudafricanos

La eurodiputada del PSPV-PSOE Inmaculada Rodríguez-Piñero presentó ayer una batería de preguntas ante la Comisión Europea sobre la entrada de cítricos provenientes de Sudáfrica con restos de plaguicidas prohibidos por la Unión Europea. La Conselleria de Agricultura detectó recientemente residuos de hasta 14 sustancias plaguicidas en cítricos importados por la UE de Sudáfrica. «El uso de estos plaguicidas supone una competencia desleal para los agricultores europeos que sí que cumplen con la normativa sanitaria y medioambiental», comentó Rodríguez-Piñero.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats