XIX Congreso CEDE: Llegada de Su Majestad el Rey Felipe VI a València

El Rey Felipe VI aseguró ayer que los empresarios y directivos son «una parte muy relevante de la solución» ante la crisis que vivimos durante la clausura del XIX Congreso de Directivos CEDE bajo el lema ‘El tiempo del liderazgo transformador’ celebrado en València. Tras pronunciar unas palabras en valenciano, el monarca comentó que el país vive «una transformación del modelo productivo, de la forma de trabajar y de relacionarnos» que requiere de «líderes empresariales». «Se trata de sentar las bases de una economía a la altura de los retos del futuro, que faciliten una modernización para que la cohesión social y las denominadas por los expertos las industrias de la vida sean resultado del avance de nuestra sociedad», afirmó.

El rey comentó que el papel del liderazgo que pueden desarrollar los directivos y los empresarios «permitirá que España sea capaz de responder adecuadamente para hacer efectivas las transformaciones necesarias e integrarlas en el marco de la UE». En su discurso, el monarca destacó la necesidad de «focalizarse en la sostenibilidad como eje de acción y apostar decididamente por la transformación digital» que han de servir para salir de la crisis. Felipe VI invitó a evitar la tentación del proteccionismo y apostar por el acceso de las empresas a «terceros mercados en igualdad de condiciones».

Por su parte, la vicepresidenta tercera y ministra de Economía, Nadia Calviño, destacó que la covid, que sitúa la incertidumbre como un elemento esencial, ha provocado una crisis, pero que la economía está en fase de reactivación que comenzó en mayo y «que se mantiene hasta ahora». Durante el tercer trimestre, el crecimiento ha seguido siendo intenso y añadió que la recuperación llegará en 2021.

Apela al liderazgo

«Nos quedan meses duros por delante», sentenció. Por ello, instó al liderazgo y recordó el que caracteriza al Gobierno, a los agentes sociales y a los directivos y empresarios. «Solo actuando con unidad se pueden sacar adelante proyectos de país, proyectos de esta envergadura», concluyó.

Calviño destacó que el empeoramiento de la situación dependerá de si se controlan los rebrotes de la enfermedad y la evolución de la pandemia en el resto de Europa. Por ello, «todas las previsiones han de ser tomadas con cautela» en un ambiente de incertidumbre. A su juicio, el Gobierno actuó para que predomine la certeza mediante las moratorias fiscales, los ERTE y otras medidas. «Seguiremos actuando dónde y cuándo sea necesario» para apoyar el empleo y el tejido productivo», aseguró. Otro elemento, afirmó, es el «compromiso unánime» para dar respuesta a nivel europeo a la crisis. Como ejemplo, puso la flexibilidad en las reglas fiscales y la coordinación a nivel sanitario. Y otra variable que, a su juicio, proporciona certidumbre es el mantenimiento de los retos a medio y largo plazo para que «la recuperación sea más sólida». Recordó el plan de transformación que anunció el presidente Pedro Sánchez para aprovechar los hasta 140.000 millones de fondos europeos. Calviño afirmó también que una de las herramientas más útiles será la digitalización, a la que se destinarán 20.000 millones.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en su intervención, indicó que es «el tiempo del diálogo y la estabilidad», porque la pandemia ha puesto en cuestión el individualismo. A su juicio, la concordia es «absolutamente imprescindible» y recordó que ha funcionado el diálogo social en su comunidad y que «debe funcionar en todos los territorios».

Larga ovacióna Felipe VI

Los empresarios y directivos españoles reunidos ayer en València expresaron con rotundidad su apoyo a la Corona en un momento de polémica en el país sobre la institución. Felipe VI recibió un cálido aplauso a su entrada al Palau de les Arts y otro aún más prolongado, casi minuto y medio, después de su intervención, que la inició en valenciano.

4

Felipe VI clausura el congreso Fundación CEDE