Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El corredor ferroviario Madrid-Puerto de Barcelona logra 30 millones del fondo del Estado

El recinto catalán compite con el de València por la captación del comercio exterior de la capital Construirá apartaderos de 750 metros de longitud para garantizar más servicios en el trazado

Tren de mercancías en los accesos a la terminal de contenedores del Puerto de Barcelona. | LEVANTE-EMV

Tren de mercancías en los accesos a la terminal de contenedores del Puerto de Barcelona. | LEVANTE-EMV

El corredor ferroviario Madrid-Puerto de Barcelona logra 30 millones del fondo del Estado

En plena competencia entre los puertos de València y de Barcelona por atraer mercancías procedentes del centro de la península, sobre todo de Madrid, Puertos del Estado (Ministerio de Transportes), Adif y la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB) acaban de firmar un convenio para la implementación de apartaderos y mejoras en los corredores ferroviarios Madrid-Barcelona y Zaragoza-Pamplona para trenes de 750 metros, con un presupuesto de 30 millones de euros hasta 2023.

El presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, junto con Isabel Pardo de Vera, presidenta del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), y Mercè Conesa, presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona, han sellado el convenio por el que se establecen las aportaciones financieras del Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria. Este fondo se nutre de las aportaciones que realizan las autoridades portuarias de toda España procedentes de sus resultados de explotación y pretende incentivar los corredores ferroviarios de mercancías intermodales; es decir, que conecte los puertos con el sistema ferroviario.

Este aumento de la longitud máxima especial entre el Puerto de Barcelona y Madrid, cuyo primer tramo será el de Zaragoza-Reus, dará continuidad al aumento de longitud máxima básica a 750 metros en el tramo Barcelona-Reus que se obtendrá cuando finalicen las obras que ya están en marcha en el corredor mediterráneo. Según Puertos, esta actuación «guarda la debida coherencia» con el resto de actuaciones que se están llevando a cabo en el citado corredor mediterráneo.

Las inversiones en esta infraestructura impulsarán el transporte ferroviario de contenedores desde el recinto catalán con Madrid mientras el del Grao sigue aumentando su cuota de mercado en la ruta con la capital de España, uno de los corredores más eficientes en Europa. Este consigue que un tercio de los movimientos de mercancías se realice en tren. Pero esta posición hegemónica como ‘puerto de Madrid’ puede verse debilitada en los próximos años por los nuevos servicios directos que impulsa la principal terminal de contenedores del enclave portuario de Barcelona.

El corredor ferroviario de mercancías entre Madrid y València es el que mayor número de operadores privados concentra. De hecho, esa situación ha llevado a Renfe a reforzar su oferta pasando de 18 servicios a 30 servicios semanales desde finales de 2019. El Puerto de València se ha convertido en el puerto de Madrid en estos últimos años porque acapara mayor cuota de mercado en trenes que operan desde el centro logístico Puerto Seco de Coslada.

En esta línea, operan también firmas privadas como Continental Rail (grupo ACS), así como el grupo Logitren (participada por la constructora valenciana Torrescámara ). Barcelona supera a València en contenedores transportados en tren gracias a sus nuevas conexiones, ya dispuestas con ancho de vía europeo y la mejora de las infraestructuras, que han permitido elevar su cuota de mercado desde el 2,5 % al 11 % en pocos años. Sea como fuere el tráfico ferroviario de contenedores desde los grandes puertos sigue siendo residual (no llega al 5 % del total) en comparación al transportado en camión en España.

Tras firmar el acuerdo con el Puerto de Barcelona, el organismo estatal presidido por Francisco Toledo asumirá la secretaría de la comisión de seguimiento que se creará al efecto. Mientras tanto, Adif se encargará de la redacción y aprobación de los proyectos constructivos, así como de la licitación y ejecución de las obras correspondientes, que serán financiadas por la Autoridad Portuaria de Barcelona.

El Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria inyectará 124,8 millones de euros en 2020 a proyectos presentados por los puertos españoles. El Puerto de València aportará 7,39 millones de euros de sus beneficios y el de Barcelona, 11,7 millones.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats