Telefónica obtuvo entre enero y septiembre un beneficio neto de 671 millones de euros, un 50,1 % menos que un año antes, por el deterioro de sus activos en Argentina, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La operadora achaca también el recorte a las consecuencias de la pandemia de covid-19 y al efecto negativo de los tipos de cambio, lo que repercutió en los ingresos del periodo, que se redujeron un 10,7 %, hasta 32.167 millones de euros.

No obstante, destaca la importante reducción de deuda, 525 millones de euros, acometida en el trimestre, que sitúa la deuda total en 36.676 millones. Además, en el tercer trimestre, los ingresos han sido mejores que los del segundo, al alcanzar 10.340 millones de euros, un 14,8 % menos que un año antes.

El resultado operativo antes de amortización (oibda) se redujo un 2,8 % hasta 2.672 millones, por el deterioro de sus activos en Argentina, de 785 millones, aunque en conjunto el impacto negativo del coronavirus quedó mitigado «por la buena y efectiva gestión de costes e inversiones, optimizando la generación de caja», señala la nota. Telefónica ha acelerado la digitalización y las transacciones en internet, y en el tercer trimestre las ventas digitales representan ya el 30 % del total en sus cuatro mercados clave -España, Reino Unido, Alemania y Brasil-, un 36 % más.