Expertos de la Cátedra de Empresa Familiar de la Universitat de València y el Instituto de la Empresa Familiar celebraron ayer un coloquio en el que abordaron la necesidad de evitar las sucesiones tardías en las empresas familiares. Dicho coloquio fue promovido por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), la Escuela de Empresarios (Edem), el Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (Ivefa) y el Instituto de la Empresa Familiar (IEF), y patrocinada por Bankia y Broseta Abogados.

Alejandro Escribá, catedrático de la Universidad de Valencia y director de la Cátedra de Empresa Familiar destacó que la continuidad y mantenimiento del proyecto familiar dependen fundamentalmente del éxito de los procesos de sucesión. En este coloquio participaron Gracia Burdeos, directora general de SPB y Pedro López, presidente ejecutivo de Chocolates Valor. Ambas empresas han llevado a cabo procesos de sucesión con éxito.

El director de la cátedra también comentó que las personas que ejercen el liderazgo en las empresas deben interiorizar que este proceso es crítico para la continuidad a largo plazo del proyecto empresarial y familiar.