Peronda Group ha colaborado con la Fundación Alba en la rehabilitación de la Casa Ronald McDonald de Barcelona un hogar para alojar a familias con hijos con enfermedades graves y de larga duración que tienen que desplazarse lejos de su lugar de residencia para recibir tratamiento. El grupo empresarial castellonense ha aportado recubrimientos cerámicos y demás materiales constructivos «para poder acondicionar los exteriores de la vivienda, tratando de facilitar en la medida de lo posible la estancia de aquellos que están pasando por una situación tan complicada como es el largo proceso de curación de una enfermedad grave», apunta la compañía. Con esta acción, Peronda Group continúa aportando su grano de arena a todo tipo de acciones solidarias «que ayudan a mejorar el entorno social», afirman fuentes de la firma, que puntualizan que la colaboración con la Fundación Alba y Ronald McDonald «tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de aquellos niños que necesitan apoyo en momentos especialmente difíciles». Pero, además, Peronda Group también colabora con la Cruz Roja de la localidad castellonense de Onda, en la que está ubicada la empresa, para facilitar su labor solidaria ante la crisis de la pandemia. Peronda ha decidido ayudar a Cruz Roja de Onda aportando material de primera necesidad para los más pequeños: pañales y leche de continuación.