Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El premio ATC Impulsa reconoce el afán investigador de los estudiantes

El diputado castellonense Ximo Huguet asegura en la entrega de los galardones que el sector cerámico «tendrá un peso determinante en el proceso de reconstrucción de Castelló»

Los ganadores con el diputado Ximo Huguet y el presidente de ATC, Juan José Montoro.  | LEVANTE-EMV

Los ganadores con el diputado Ximo Huguet y el presidente de ATC, Juan José Montoro. | LEVANTE-EMV

«La industria azulejera y todos los sectores relacionados con ella tendrán un peso determinante en el proceso de reconstrucción de la provincia de Castelló, porque es uno de los pilares fundamentales de nuestra economía», aseguró Ximo Huguet, responsable del área de Promoción Cerámica en la Diputación Provincial de Castelló, en la entrega de galardones de la segunda edición del premio ATC Impulsa, que tiene como objetivo potenciar la investigación cerámica entre los estudiantes.

La entrega de los premios convocados por la Asociación Española de Técnicos Cerámicos (ATC) tuvo lugar el pasado 13 de noviembre en el marco de la feria Destaca, celebrada en Vila-real y dedicada a la transferencia tecnológica. En este sentido, el diputado castellonense calificó de «acierto» la creación de unos galardones que «premian proyectos de alumnos convencidos que quieren estar a la vanguardia de la innovación en un sector que cuenta con mucha competencia en el ámbito internacional. Una competencia que no impide que los técnicos cerámicos de Castelló gocen de la mejor consideración a escala internacional».

El jurado del II premio ATC Impulsa ha reconocido, precisamente, el afán investigador de los estudiantes castellonenses, ya que se han premiado a tres alumnos de la provincia. En esta nueva convocatoria se ha galardonado los trabajos Pyrochlore luminescent nano-pigments, de Carolina Fernández Saiz, estudiante de la Universitat Jaume I (UJI); Desarrollo y caracterización de una pasta de gres roja, de Rita Tamara Moreno Pinchi, estudiante del Institut El Caminàs de Castelló; y Diseño y desarrollo de una colección cerámica, de Carlos Enrique Gómez Pla, estudiante de la Escola Superior de Ceràmica de l’Alcora (Escal).

El presidente de ATC, Juan José Montoro, asegura que se presentaron al certamen «trabajos muy elaborados, y todos los proyectos se han puntuado con un baremo de cuantificación ponderado. Los puntos a valorar fueron: estudio del arte, creatividad e innovación, coherencia y viabilidad, y presentación del proyecto».

De hecho, Montoro recuerda que con el premio ATC Impulsa se quiere poner de manifiesto la apuesta de la asociación «por la formación entre los técnicos cerámicos y el desarrollo de trabajos de investigación relacionados con el proceso cerámico, abordando tanto aspectos técnicos como de diseño», y puntualiza que esta apuesta por la formación y la investigación «tiene asociada la generación de conocimientos básicos que, posteriormente se pueden aplicar y transferir al sector cerámico. Este proceso de transferencia se convierte en una de las principales vías de inserción de los nuevos técnicos en el mundo laboral y es la mejor forma de reconocer y potenciar el afán investigador de los estudiantes cerámicos de la provincia».

El proyecto Pyrochlore luminescent nano-pigments es el ganador en la Categoría A, destinada a los alumnos que cursan estudios de Grado o Superiores Artísticos en proyectos relacionados con aplicaciones científico-tecnológicas y, según el acta del jurado, «ha sido el premio más discutido y complicado de otorgar debido a la igualdad y alto nivel de los trabajos finales presentados. El hecho de otorgar el premio a esta autora se debe al estudio comparativo de tres métodos de síntesis de nano pigmentos luminiscentes tipo pirocloro que pueden proporcionar aplicaciones futuras muy interesantes».

La Categoría C, apartado destinado a los alumnos de cualquier tipo de estudios reglados relacionados con la cerámica, tiene como ganador el trabajo Desarrollo y caracterización de una pasta de gres roja que, según consta en el acta, «se otorga por el esfuerzo realizado en los Ciclos Formativos en la realización de trabajos de fin de ciclo».

Por último, en la Categoría E para alumnos de Estudios Superiores o Ciclos Formativos en el apartado artístico, se ha premiado a Diseño y desarrollo de una colección cerámica y el jurado especifica que, además de ser «el trabajo con mejor puntuación obtenida de todos los proyectos presentados, cabe destacar que es muy completo, atrevido compaginando diversos materiales (cerámica, mármol y madera) y desarrollando los esmaltes adecuados para obtener los efectos deseados en el diseño».

Los autores de cada uno de los tres proyectos ganadores han recibido un premio en metálico de 1.000 euros.

Esfuerzo formativo

El diputado ha reconocido el esfuerzo formativo que se está realizando en la Universitat Jaume I, la Escuela Superior de Cerámica de l’Alcora o en el IES Caminàs de la capital de La Plana, y ha hecho un llamamiento a las instituciones y a la sociedad civil «para que hagan lobby y transmitan a nuestros adolescentes y jóvenes la buena noticia de que ser técnicos cerámicos puede resultar muy rentable cultural, espiritual y económicamente hablando, porque es un interesante nicho de trabajo que conviene tener en cuenta». Ha añadido que «tenemos las empresas cerámicas aquí, las vemos cuando vamos por la carretera, pero no les decimos a nuestros hijos que en este campo pueden tener su gran oportunidad vital de futuro». Es una tendencia que «se debe corregir cuanto antes».

A modo de conclusión, Juan José Montoro ha subrayado la importancia de la investigación «para buscar soluciones a los problemas que, por ejemplo, ha creado una pandemia como la de la covid 19».

Compartir el artículo

stats