La ministra de Industria, Reyes Maroto, anunció ayer que el Gobierno movilizará en torno a 10.000 millones de euros durante los próximos tres años para reactivar el sector de la automoción, el 14 % del fondo de recuperación «Next Generation EU».

Maroto, que avanzó los planes del Ejecutivo en la segunda reunión de la Mesa de la Automoción celebrada en Zaragoza, citó como una de las principales iniciativas el plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos, con un presupuesto de más de 6.000 millones.

La ministra también destacó la hoja de ruta del hidrógeno renovable, que movilizará más de 1.500 millones, y una línea de apoyo a proyectos estratégicos para la transición industrial dotada con más de 1.200 millones.

Una movilidad más limpia

Mientras tanto, las asociaciones de fabricantes de vehículos y componentes, Anfac y Sernauto, y las de distribución y comercialización de automóviles, Faconauto y Ganvam, solicitaron ayer al Gobierno avanzar en un modelo constructivo, proactivo y consensuado para el sector que permita conseguir los objetivos de descarbonización y digitalización del parque de vehículos, pero manteniendo la industria y el empleo. Las patronales aseguraron que las ayudas de la UE sirven progresar en la transformación del sector.