Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribuna

Carrera por la competitividad

carrera por la competitividad

carrera por la competitividad

L a crisis económica provocada por la pandemia nos ha obligado a todos a reflexionar para encontrar la mejor manera de ayudar a la recuperación. La primera reflexión de la CEV partió de nuestras comisiones de trabajo que plantearon justo al inicio de la crisis la necesidad de potenciar el diálogo social, de aumentar la inversión en innovación, de fortalecer la industria, de ganar en agilidad administrativa y seguridad jurídica, de favorecer la colaboración público privada y de proponer medidas fiscales ajustadas al modelo y el sistema económico. La meta a la que queríamos llegar con esta reflexión no era otra que aumentar nuestra competitividad, la de nuestras empresas y la de nuestro territorio, y en esta carrera de fondo por ser más competitivos, las infraestructuras en general y el Puerto de València en particular, puede y debe jugar un importante papel.

Estamos ante una oportunidad histórica para invertir en proyectos que generen riqueza y empleo y no aprovecharla para mejorar las infraestructuras del Puerto de Valencia sería un error. Según las últimas estimaciones de crecimiento del tráfico de contenedores, en 2030 Valenciaport habrá llegado al máximo de su capacidad actual que es de 7,5 millones, con lo que si queremos que siga manteniendo su status de hub estratégico del Mediterráneo parte de los fondos europeos que la Comunitat Valenciana aspira a atraer - según la estrategia valenciana de recuperación 12.000 millones de los 140.000 que llegarán a nuestro país- deberían ir destinados a la nueva terminal norte.

Estamos ante una crisis de carácter coyuntural, una crisis de la que, por supuesto, saldremos, y cuando lo hagamos tendremos que estar preparados para dar respuesta a la actividad importadora y exportadora de las empresas y tener asegurado el óptimo posicionamiento del Puerto. Los fondos europeos, bien aprovechados, nos ayudarán a conseguirlo.

Del mismo modo estos fondos deberían permitirnos dar el impulso definitivo a lo que en nuestra opinión es otro elemento clave en la competitividad: la mejora de las conexiones ferroviarias. Necesitamos un puerto eficiente y esto pasa por tenerlo conectado con un eje ferroviario de alta capacidad, que nos una con el centro de Europa. Es momento de invertir en el corredor mediterráneo y el cantábrico mediterráneo, porque tiene cabida en la estrategia contra el cambio climático que promueve Europa; porque va a permitir adaptarse al drástico acortamiento de las cadenas de valor, y porque tendrán un importante retorno económico sobre nuestro país. Tenemos una infraestructura potentísima, básica para seguir ascendiendo posiciones en nuestro nivel de competitividad y para estimular nuestra economía: el Puerto de València. Aprovechemos todo su potencial.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 963 030 950.

Compartir el artículo

stats