Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valenciaport aprueba un plan de inversiones de 822 millones que incluye la ampliación norte

El consejo de la Autoridad Portuaria acuerda suspender otros tres meses el plazo para otorgar la explotación de la nueva terminal de contenedores a la multinacional TiL-MSC

Francesc Sánchez, Aurelio Martínez y Alicia Paz, en una reciente reunión del consejo de administración de la APV. | LEVANTE-EMV

Francesc Sánchez, Aurelio Martínez y Alicia Paz, en una reciente reunión del consejo de administración de la APV. | LEVANTE-EMV

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de València (APV) aprobó ayer el plan de empresa 2020-2024, que incluye la nueva terminal de contenedores y tiene como principales ejes de actuación las conexiones de ferrocarril y el desarrollo de infraestructuras sostenibles ambientalmente. El programa que guiará las infraestructuras de Valenciaport durante el próximo lustro cuenta con el visto bueno de Puertos del Estado y contempla una inversión global de 822 millones de euros, de los que 552 millones corresponden a nuevos proyectos y 270, a acciones ya iniciadas y que finalizarán en los próximos años.

En el recinto del Grao destacan las obras de accesibilidad ferroviaria con más de 53 millones de euros, la próxima construcción de una subestación eléctrica, cuyo proyecto ya tiene el visto bueno de Medio Ambiente y servirá para suministrar energía a los buques que escalen en el puerto, con 10 millones. La principal actuación será la puesta en marcha de la citada terminal en la zona de la ampliación ya realizada, que requerirá una inversión de 400 millones de inversión pública.

El proceso de otorgamiento de la explotación de esa instalación de contenedores a la multinacional TiL-MSC, única oferta presentada, se retrasa otros tres meses y, por tanto, no se podrá otorgar hasta finales de febrero como muy pronto. Así lo acordó el consejo presidido por Aurelio Martínez. Puertos del Estado todavía no ha realizado su informe sobre la propuesta de modificación del anteproyecto de esta gigantesca obra, en la que Valenciaport renuncia a ampliar en 500 metros la longitud del dique de abrigo y reduce el dragado marino para el canal de acceso, frente a las playas de El Saler, hasta 18,5 metros, frente a los 22 metros contemplados inicialmente. El texto definitivo con las modificaciones en el anteproyecto se remitió el 30 de noviembre. El organismo dependiente del Ministerio de Transportes requirió en septiembre más documentación a la APV antes de pronunciarse sobre la necesidad de pedir o no otra Declaración de Impacto Ambiental (DIA). La APV considera innecesaria otra evaluación porque ya se consiguió en 2007 para iniciar la ampliación norte del recinto del Grao.

En una carta remitida recientemente a Valenciaport, la naviera y operadora de terminales reitera que mantiene intactos sus planes para gestionar la nueva terminal. En ese sentido, el director general de la APV, Francesc Sánchez, destacó ayer el mensaje que lanza TiL-MSC en el citado escrito: «Tenga la seguridad que nuestro interés sigue intacto y seguiremos haciendo todos los esfuerzos posibles para lograr la adjudicación», a pesar de los retrasos. Así se explica la mercantil controlada por la naviera italosuiza, que tiene previsto invertir algo más de 1.000 millones de euros en la infraestructura.

Congestión y tasas

Si finalmente se aprueba la nueva terminal y todo va según los plazos previstos no estará operativa antes de seis o siete años. En ese sentido, si los tráficos siguen creciendo al ritmo actual puede haber un «problema de congestión», según Martínez. Por eso considera «urgente ampliar la superficie disponible». Además, indicó que el número de buques ha caído un 15 % respecto al año pasado debido a la concentración de cargas en embarcaciones de mayor dimensión. Para paliar el impacto del coronavirus Valenciaport mantendrá durante 2021 y 2022 una reducción, a través de bonificaciones, del 10 % de las tasas que pagan los buques.

El incremento de las importaciones y las exportaciones durante el mes de noviembre provocó que los puertos gestionados por la Autoridad Portuaria de Valencia hayan registrado un aumento del 20,5% en el tráfico de contenedores con respecto al mismo mes del año pasado. En el acumulado del año, la actividad de los puertos de València, Sagunt y Gandia sigue acercándose a los datos de 2019 tras superar los meses más complicados de la pandemia. Martínez prevé que 2020 concluya con un tráfico total de 5,4 millones de contenedores, cifra similar al año anterior.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 963 030 950.

Compartir el artículo

stats