Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La industria esmaltera reclama un centro de I+D del hidrógeno verde

La patronal Anffecc aboga por ubicar una instalación en Castelló y recuerda que se necesitan nuevas medidas para seguir reduciendo las emisiones de C02 a la atmósfera

Manuel Breva, secretario general de Anffec. | LEVANTE-EMV

Manuel Breva, secretario general de Anffec. | LEVANTE-EMV

La Asociación Nacional de Fabricantes de Fritas, Esmaltes y Colores Cerámicos (Anffecc) reclama a la Administración las medidas necesarias para que las empresas de este subsector de la cerámica pueda cumplir con las exigencias que ha fijado la Unión Europea para el año 2050. «Desde que comenzó el sistema de Comercio de Emisiones, en el año 2005, la industria productora de fritas para las empresas azulejeras ha reducido un 35 % sus emisiones de CO2 a la atmósfera, pero el objetivo que marca el Pacto Verde Europeo de reducir las emisiones a 0 en 2050 obliga a buscar nuevas alternativas», indica el secretario general de la patronal, Manuel Breva.

En este sentido, Breva explica que las empresas integradas en Anffecc «siempre están investigando con el fin de lograr mayor eficiencia energética y reducir emisiones, pero las metas que la UE ha marcado para 2030 y 2050 son muy ambiciosas, y para lograrlas se necesita una adaptación de procesos que permita implementar las nuevas energías limpias que van apareciendo».

Desde el clúster cerámico, que incluye no solo a azulejeras y a esmalteras, sino también a empresas fabricantes de maquinaria y a firmas auxiliares; se están desarrollando conjuntamente una serie de contactos con la Administración, institutos tecnológicos, y empresas energéticas para desarrollar proyectos de investigación en torno a las posibilidades que el hidrógeno puede ofrecer a largo plazo. «Pensamos que el hidrógeno puede ser una buena opción como combustible para nuestro proceso, pero no es el único que debemos analizar. También puede ser importante el blending u otros gases renovables como el biometano, todo ello sin olvidar también la captura de CO2”», indica Manuel Breva.

Estas iniciativas entroncan con la voluntad de Generalitat Valenciana de ubicar en la provincia de Castelló el centro de investigación en torno a las posibilidades energéticas del hidrógeno verde, tal y como manifestó el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, en una reciente visita a Castelló y en su presentación en Les Corts de la Estrategia Valenciana de Recuperación.

«Este proyecto está aún en ciernes, pero favorecería la apuesta por el H2 en el entorno del clúster cerámico, uno de los mayores consumidores de gas para uso industrial a nivel nacional, y podría suponer una nueva fuente de recursos para la Comunidad Valenciana», afirma Breva.

El interés por las posibilidades del Hidrógeno Verde como fuente de energía es máximo tanto a nivel nacional como europeo, y se están desarrollando numerosas iniciativas para ver su viabilidad. Tanto es así que Anffecc se ha adherido a la Alianza Europea de Hidrógeno Limpio (ECH2A). «La finalidad de esta Alianza, que reúne a empresas energéticas, industrias y gobiernos de los Estados Miembros, es lograr la neutralidad climática para 2050 e impulsar el liderazgo industrial en tecnologías de energía verde», señala Breva.

El secretario general de Anffecc insiste en que la implicación en este tipo de proyectos desde el inicio «es clave para acelerar la descarbonización del sector y mantener nuestro liderazgo internacional, que pasa necesariamente por mantener la producción y el empleo en España, y evitar la deslocalización». Para ello «hace falta que lleguen los fondos, pues la adaptación de nuestros procesos será clave a nivel industrial», puntualiza.

Efectos de la covid-19

Desde Anffecc, además, también se ha solicitado ayuda a las administraciones públicas para poder paliar los efectos negativos de la pandemia sanitaria. «Y es que las noticias de que España es uno de los países de Europa con mayor incidencia de la covid-19 ayuda muy poco a poder desplazarse», según se ha señalado desde la patronal esmalteras, la cual recuerda que se trata de un sector «eminentemente exportador, nuestras ventas en el extranjero suponen el 70 % de la facturación, pero si la imagen que se ofrece al exterior es de que la situación en España es muy grave, no vamos a poder visitar ni siquiera países más cercanos, pues los propios clientes muestran sus reticencias a recibir personal procedente nuestro país, para evitar posibles contagios». En este sentido hay que subrayar que los productos de las empresas esmalteras castellonenses llegan prácticamente a todos los rincones del mundo en los que existe industria productora de baldosas cerámicas.

Además, indican «nuestra actividad no es únicamente comercial, también tiene un importante componente técnico y de asistencia personalizada que en estos momentos no estamos pudiendo llevar a cabo pues hay zonas como India, Marruecos y muchos países de Suramérica a las que es imposible desplazarse».

Por todo ello, desde Anffecc instan nuevamente al Gobierno central a «apoyar a los sectores industriales exportadores, como el nuestro, adoptando medidas que garanticen poder mantener la actividad y el empleo». En este sentido, manifiestan su rechazo a las subidas de impuestos programadas por el Ejecutivo: «Este no es momento para subir impuestos ni a las empresas ni a los trabajadores. De hecho, en otros países europeos se están introduciendo medidas incentivadoras de la economía y de reducción de la presión fiscal, en lugar de penalizar a la población con nuevas cargas impositivas». Por último, desde la patronal del sector de fritas cerámicas se confía en que las restricciones de movilidad «no entorpezcan la producción y se pueda seguir trabajando respetando todas las medidas de seguridad e higiene, y los protocolos activados desde el inicio de la pandemia, que han resultado ser muy efectivos en el sector».

Compartir el artículo

stats