Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia llena el mercado valenciano de viviendas heredadas

La covid dispara el número de casas transmitidas por herencia en el mes de octubre y las inmobiliarias esperan un aluvión de operaciones

Un hombre mira los anuncios de una inmobiliaria de València. | LEVANTE-EMV

Un hombre mira los anuncios de una inmobiliaria de València. | LEVANTE-EMV

El elevado número de fallecimientos por la covid en la Comunitat Valenciana está teniendo un efecto correlativo en la cifra de viviendas transmitidas por herencia. El sector inmobiliario vaticina que el volumen de venta de este tipo de inmuebles aumentará durante 2021, un cifra vinculada directamente a la tasa de mortalidad. Desde que estalló la pandemia han fallecido por coronavirus en la Comunitat Valenciana 3.244 personas, una buena parte de ellas mayores que han dejado inmuebles en herencia a sus hijos.

El INE recoge en su última estadística la magnitud de lo que está ocurriendo. En octubre se transmitieron por herencia 1.176 viviendas en la provincia de Valencia, un 10 % más que en el mismo mes del año pasado (cuando se inscribieron en el registro 1.069 casas heredadas). La estadística revela que es la cifra más alta desde enero de 2019 y los expertos advierten de que en los próximos meses se va a producir un aluvión de herencias porque los herederos tardan meses en formalizar la transmisión en las notarías. De hecho, algunas familias están dando órdenes de venta antes de formalizar las herencias en el notario, según destaca Cristina Recasens, fundadora de Recasens Real Estate.

Vicente Díez, portavoz del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API) de Valencia, afirma que es una consecuencia lógica. «Con un incremento de fallecimientos se produce un aumento de viviendas heredadas», subraya.

Los expertos advierten de que muchas veces, antes de aceptar la herencia, los herederos piden tasaciones para aproximar el valor de la transmisión al de mercado. Estar al tanto de las cargas que conlleva una herencia antes de aceptarla es uno de los aspectos importantes a tener en cuenta y que conduce, en el caso de no poder cumplirlas, a optar por vender el inmueble.

Lo que se ha incrementado son las rebajas que se realizan sobre este tipo de inmuebles para agilizar las transacciones. Cristina Recasens destaca que en el centro de València este tipo de activos heredados se están vendiendo con un descuento medio que ronda entre el 10% y el 15 %. «Ahora las familias son más proclives a escuchar ofertas que antes por la crisis. Entre los herederos hay algún hermano que tiene más urgencia por vender porque lo necesita. De todas formas, si a algún hermano no le sale a cuenta porque no lo necesita puede truncarse la operación», alerta la experta.

Fernando Muro de Zaro, director de OC Habitat, añade que el 70 % de los inmuebles de la zona centro de València proceden de herencias. El directivo considera que todavía es pronto para determinar la incidencia de la covid en el mercado inmobiliario y confirma que los herederos son más proclives a escuchar ofertas que otros propietarios.

La fundadora de Recasens Real Estate pone como ejemplo de este incremento de viviendas en el mercado que el día 31 de diciembre formalizó el cierre de tres operaciones y dos de ellas eran casas heredadas. «El mercado está muy activo. Sobre todo en la zona centro de València por la bajada de precios. Algunas propiedades se han vendido con descuentos de más del 15 %. Hay demanda y somos conscientes de que van a entrar más pisos en el mercado por la situación que estamos viviendo», señala Cristina Recasens.

Notarías

Francisco Cantos, decano del Colegio Notarial de Valencia, confirma que el efecto de la pandemia del coronavirus se notará más en los próximos meses por el tiempo que se toman las familias para formalizar las herencias. El decano ve lógico que muchas de estas propiedades acaben en el mercado inmobiliario porque la mayoría de los herederos «tiene resuelto el problema habitacional». «Las personas cada vez mueren más mayores y se produce que cuando los hijos heredan tienen sesenta años. Si se heredara con treinta años habría menos ventas, pero la mayoría de los hijos no se quiere quedar con la vivienda de sus padres porque no la necesita. En las notarías vemos a pocas personas que hereden con 17 años», declara el decano del Colegio de Valencia. Francisco Cantos precisa que en la Comunitat Valenciana los herederos disponen de seis meses para liquidar el impuesto de sucesiones y tienen seis meses de prórroga.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats