Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La C. Valenciana encabeza la tibia recuperación de la industria en España

Es la tercera autonomía que más creció en noviembre liderada por el sector energético

Un empleado de la fábrica de Coca Cola en Quart de Poblet, antes de la pandemia. | M. A. MONTESINOS

Un empleado de la fábrica de Coca Cola en Quart de Poblet, antes de la pandemia. | M. A. MONTESINOS

La producción industrial en la Comunitat Valenciana creció un 4,5 % en noviembre en comparación con el mismo mes de 2019, el tercer mayor incremento por autonomías en España y que contrasta con el descenso del 2 % registrado en el conjunto del país, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE). El repunte del Índice General de Producción Industrial (IPI) de la Comunitat solo ha sido superado por Extremadura (26,4 %) y Murcia (4,6 %), dos regiones con mucho menor peso industrial en su PIB que la valenciana.

En el extremo opuesto, diez comunidades han registrado descensos interanuales de la producción industrial en el penúltimo mes del año. Además de la Comunitat Valenciana, de las otras tres autonomías que lideran la aportación industrial al PIB nacional (Cataluña, Madrid y País Vasco), solo la primera logra un ligero crecimiento en noviembre (0,7 %) mientras que la capital y Euskadi pierden un 2,2 % y un 9 % respectivamente frente a 2019.

Asimismo, en el agregado de los once meses de 2020, la producción industrial en la Comunitat Valenciana acumula una caída de un 7,1 %, tres puntos menos que el retroceso medio del sector nacional (-10,1%). En España, el IPI retrocedió un 2 % el pasado mes de noviembre en relación al mismo mes de 2019, moderando en más de cuatro puntos el retroceso anual de octubre (-6,2 %).

Once meses de caídas asimétricas

Aunque se observa cierta tendencia hacia la mitigación de esas curvas de descenso que ha provocado la crisis del coronavirus, con la caída interanual de noviembre la producción industrial encadena ya once meses consecutivos en tasas negativas.

A nivel nacional, casi todos los sectores registraron en noviembre caídas anuales de la producción, si bien el comportamiento de los mismos en la Comunitat Valenciana difiere notablemente del registrado en el conjunto estatal. La mayor divergencia se da en la energía. El INE agrupa en este epígrafe la extracción de crudo, gas natural y otros minerales y la refinería de petróleo, que en España ha caído un 7,5 % mientras que en la Comunitat se ha disparado un 25 %. El otro sector que tira hacia arriba de los indicadores industriales valencianos son los bienes intermedios (objetos utilizados para elaborar un producto final para su posterior comercialización), que suben el doble que en España (7,6 % frente al 3,8 %).

El resto de indicadores que contabiliza el IPI arrojan resultados interanuales negativos, aunque siguen sin ir aparejados en su evolución en la Comunitat y en España. Los bienes de equipo (entre los que se incluye la fabricación de vehículos) sufren el doble en la autonomía (-10,5 %) que en el conjunto nacional (-5,1 %), mientras que los bienes de consumo no duradero (alimentos y bebidas, confección textil y tabaco principalmente), se mantienen casi planos en la C. Valenciana (-0,2 %) pero caen un 2 % en el país.

Por último, los bienes de consumo duradero (productos electrónicos y fabricación de muebles, entre otros) caen casi el cuádruple en la Comunitat que en España (-4,4 % y -1,2 %).

Ford Almussafes retoma hoy la producción tras un mes parada


Hace cuatro semanas que desde la factoría de Ford en Almussafes no sale ni un solo vehículo al mercado tras la decisión de la dirección de suspender la producción en la planta de fabricación valenciana desde el pasado 17 de diciembre ante el descenso de la demanda en toda Europa. Una situación que terminó anoche con la vuelta a la actividad del primer turno de trabajo, si bien la coyuntura económica y sanitaria no invita al optimismo entre la plantilla. Los sindicatos siguen a la espera de que la compañía les traslade una previsión sobre la viabilidad de la factoría a largo plazo y muestran su pesimismo de cara a los próximos meses, ya que prevén que cuando decaiga el actual ERTE, el 31 de enero, lleguen otros: «Otra cosa sería una sorpresa».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats