Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De Astroc al gigante Neinor

La unión de Quabit, heredera de la fallida inmobilaria de Enrique Bañuelos, con la promotora liderada por el fondo Orion genera una cartera de 1.172 viviendas en proyecto en la C. Valenciana

Proyecto estrella de Neinor en València con 400 viviendas en venta y alquiler. | F. CALABUIG

Proyecto estrella de Neinor en València con 400 viviendas en venta y alquiler. | F. CALABUIG

La fusión entre Quabit, heredera de la fallida Astroc de Enrique Bañuelos, con la inmobiliaria Neinor Homes genera una cartera de 1.172 viviendas en proyecto en la Comunitat Valenciana, según precisaron a Levante-EMV las dos compañías. La operación va a dar lugar a la mayor promotora española. Neinor está liderada por el fondo de capital Orion Capital Managers y Quabit superó la crisis inmobiliaria gracias al empeño personal del empresario Félix Abánades que tuvo habilidad de levantar lastres como la losa de Astroc.

Quabit, con una vinculación muy fuerte con la Comunitat Valenciana hasta hace cinco años, nació de la fusión de 19 empresas del sector inmobiliario entre las que destacan Rayet Promoción (asentada en la zona centro y vinculada a Abánades), Landscape (Cataluña) y Astroc (Valencia). La empresa Astroc simbolizó en 2007 el pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

La fulgurante carrera bursátil protagonizada por la inmobiliaria Astroc se frenó en seco el 18 de abril de 2007 cuando se desplomó un 43 % de un tacada. Entonces casi nadie barruntaba la que se venía encima de la economía mundial, pero, visto con perspectiva, la caída de Astroc fue la primera señal en España de la Gran Recesión que se manifestó con toda su crudeza en septiembre de 2008 con la quiebra de Lehman Brothers.

Astroc debutó en Bolsa a finales de mayo de 2006 a 6,4 euros por acción, después de que Bañuelos fusionara en esa compañía todas las empresas constructoras y promotoras que había ido creando en los años anteriores, a lo largo de los cuales llegó a convertirse en uno de los empresarios más destacados del Camp de Morvedre. Consiguió atraer a inversores de gran renombre, como Amancio Ortega (Inditex), el propio grupo Rayet de Félix Abánades, Carmen Godia (Abertis) o Caixa Galicia. En pocos meses, los títulos llegaron a revalorizarse un 1.000 %, hasta alcanzar el tope de los 72,6 euros en febrero de 2007. Bañuelos se convirtió en el empresario de moda, en especial después de que la revista ‘Forbes’ lo incluyera entre los cien hombres más ricos del mundo al figurar en su lista de 2007 en el puesto 95 con 7.700 millones de euros.

En primavera de 2007 los títulos se hundieron. El 23 de abril de 2007 sus acciones ya solo valían 17,62 euros tras caer otro 37,23%. Y siguieron en caída libre. A mediados de julio, cuando Bañuelos presentó su dimisión como presidente de Astroc, los títulos habían caído a 9 euros. Aquel 2007 se saldó con unas pérdidas superiores a 255 millones de euros.

En marzo de 2008, ya con la participación del fundador diluida, se transformó en Afirma, como resultante de la fusión de Astroc, Landscape (inmobiliaria del Sabadell), Rayet Inmobilaria y otras compañías. Luego se reconvertiría en Quabit. Siempre huyendo de una marca asociada a lo peor de la burbuja inmobiliaria.

El grupo valenciano Crein desembarcó en el capital de Quabit en 2012 al tomar el 24.5 % de su capital, aunque las diferentes ampliaciones de capital fueron diluyendo su participación hasta que la empresa de José Luis Galiano salió de la inmobiliaria. Desde entonces ya no queda rastro del capital valenciano.

Quabit, cerca de desbloquear suelo para 500 pisos

Quabit está pendiente de desbloquear suelo para 500 viviendas en Port Saplaya tras negociar con el Ayuntamiento de Alboraia, que busca liquidar una deuda de más de veinte millones con la inmobiliaria. Son 52.000 metros cuadrados, aunque la firma todavía no los contabiliza en su cartera de suelo porque hay flecos pendientes. Por otro lado, el proyecto más importante de Neinor son 400 pisos frente a La Fe, destinados al 50 % a la venta y al alquiler.

Compartir el artículo

stats