Makro, filial española del grupo alemán Metro dedicada a la distribución del sector de la hostelería, ha presentado un nuevo Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para 16 de sus 37 centros en España, que empezará hoy y concluirá el 28 de febrero.

En concreto, los establecimientos afectados son los localizados en la Zona Franca, Badalona, Tarragona, Barberá, Castelló, Albuixech, Vara de Quart (València), Finestrat, Alicante, Murcia, Elcx, Palma, Santander, Oviedo, Coruña y Valladolid, según informó ayer CC OO.

Este nuevo ERTE al que se acoge la compañía, que se ha visto muy impactada por el cierre y las restricciones que se han impuesto a la hostelería para frenar la expansión del coronavirus, recoge reducciones de jornada, la percepción de los complementos funcionales y ayudas familiares en función de la jornada que se realice, y se complementa hasta el 100% el salario base.

CC OO entiende que el acuerdo, aunque no recoge algunas de las cuestiones que más le preocupaban al sindicato, sí que incluye demandas esenciales de los representantes de los trabajadores, por lo que se dan «por satisfechos» con el resultado final.