Una alianza de cuatro empresas griegas y españolas del sector de la acuicultura capitaneada por Andrómeda, con presencia en la Comunitat Valenciana, ha puesto en marcha Avramar. El nuevo gigante del negocio de las granjas marinas será líder en el Mediterráneo en el sector de la producción y comercialización de doradas y lubinas tras agrupar la actividad de Andrómeda-incluida su filial Frescamar- Selonda, Mireus y Perseus.

La compañía seguirá desarrollando las conocidas especies mediterráneas, lubina y dorada, pero también ampliará su oferta con otras dos especies menos conocidas como la corvina y pargo rosado, según indicó ayer el consejero delegado de Avramar, Alex Myers. El grupo, propiedad de Amerra Capital Management y Mubala Investiment Company de Abu Dhabi, compró en 2019 las compañías Nireus y Selonda. Tiene piscifactorias en Burriana y Alicante (donde prevé crecer más a partir de 2021), además de Grecia. Es el proveedor líder en diversos mercados de todo el mundo. Con 2.300 empleados, la facturación de Andrómeda ronda los 400 millones de euros, cuenta con 700.000 clientes y 35 mercados de destino.

Ahora, la corporación Avramar maneja planes de adquisición de las granjas de la empresa Fuentes, situadas en Murcia y en Lanzarote, pendientes de procesos legales, según aseguró ayer el máximo ejecutivo del grupo. Andrómeda también ha confirmado que se mantendrán las ubicaciones de sus instalaciones en la Comunitat Valenciana . Tras el temporal ‘Gloria’, la intención de la firma es expandirse más dentro de la costa de Alicante.