Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bimbo demanda en la UE a la valenciana Dulcesol por la marca de los ‘Donuts’

La filial de la multinacional mexicana en España lleva a los tribunales a VickyFoods por utilizar la enseña ‘Donas’ en sus dulces - La empresa con fábricas en Gandia y Villalonga cuenta con la autorización de la Oficina Europea de Propiedad Intelectual

Rafael Juan, consejero delegado de Vicky Foods, en la fábrica de Gandia. | GERMÁN CABALLERO

El uso de la marca ‘Donas’ por parte de la firma valenciana Dulcesol (Grupo Vicky Foods) no es bien visto por Bimbo, la multinacional de origen mexicano que comercializa los famosos ‘Donuts’. Bimbo Donuts Iberia S. A. , con sede social en Madrid, vuelve a los tribunales europeos para litigar por el uso de marcas alimentarias tras presentar, el pasado 23 de noviembre de 2020, un recurso contra la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (Euipo, por su terminología en inglés), tras el registro por parte de Dulcesol de la enseña ‘Donas’, utilizada desde hace años para comercializar ‘Donuts’.

Bimbo, que hace un lustro compró la empresa catalana Panrico tras su crisis financiera y las enseñas que tenía esta mercantil, solicita al Tribunal de Justicia de la Unión Europea que anule el permiso otorgado por la oficina de propiedad intelectual europea a la compañía familiar valenciana Dulcesol para poder utilizar dicha denominación. Vicky Foods, cuyo consejero delegado es Rafael Juan, solicitó el registro de ‘Donas’ en 2018.

El recurso judicial de Bimbo Donuts Iberia, que no paraliza la actividad industrial de su competidora Vicky Foods, se produce tras años de litigios contra la firma valenciana. Bimbo, empresa panificadora que sigue creciendo en España tras comprar la fábrica del grupo Siro, asegura que la marca ‘Donas’ es de su propiedad desde que fuera registrada en España en 1966 y, por tanto, se opone que sea usada por otras mercantiles. De hecho, la oficina europea de propiedad intelectual constató el uso de la enseña ‘Donas’ por parte de la multinacional mexicana durante los cinco años anteriores -un requisito exigido por la ley para que la protección de las enseñas siga vigente- para hacer referencia a un tipo de rosquillas, también vendidas bajo el nombre de ‘Donuts’.

Sin embargo, en el dictamen se explica que la pretensión de Bimbo se rechaza porque la protección de la enseña Donas se limita a su uso en productos relacionados con la elaboración de pan y no en la categoría de pastelería o bollería.

Los representantes de la multinacional mexicana contrapusieron como argumento que, en otra resolución, la Oficina Española de Patentes y Marcas ya rechazó el registro por parte de Dulcesol del nombre ‘Donas’, un factor que la oficina europea de propiedad intelectual desestimó igualmente.

Tras esta nueva batalla judicial la empresa valenciana tiene previsto esperar la resolución del recurso interpuesto por Bimbo Donuts Iberia y no quiere entrar a valorar la situación de esta ‘batalla comercial’ por el uso de los ‘Donuts’, según aseguraron ayer a Levante-EMV fuentes de la dirección de Vicky Foods.

Competencia en el sector

En medio del proceso de concentración entre grandes panificadoras con factorías en España, tanto Bimbo como Vicky Foods buscan su posicionamiento en el competitivo mundo de la distribución comercial. Vicky Foods cerró 2019 con unas ventas de 352 millones, un 5,5% más que el año anterior. La empresa familiar con base en la Safor realizó el pasado año inversiones por valor de más de 36,2 millones. El pan es precisamente una de las actividades en las que la firma se está volcando. Invertirá cerca de 40 millones de euros en la adquisición y puesta en marcha de tres nuevas líneas destinadas a la producción de pan, una división estratégica para la compañía.

Por su parte, Bimbo ha comprado la fábrica de Paterna que tenía Grupo Siro, proveedor de bollería de Mercadona dedicado a la elaboración de pan de molde y bollería salada bajo la marca Hacendado. Bimbo Donuts Iberia alcanzó los 365 millones de euros en 2018, un 96,6% más que en el ejercicio anterior. Con todo, la compañía registró 43,3 millones de euros de pérdidas debido principalmente a deterioros registrados en las participadas.

Compartir el artículo

stats