Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valencia opta a 420 millones de inversión de la subasta de renovables

La patronal apremia al Consell a contratar a más funcionarios para agilizar las licencias

Parque eólico de Buñol, en una imagen reciente. | FERNANDO BUSTAMANTE

La Comunitat Valenciana opta a captar 420 millones de euros de inversión de las empresas que se han impuesto en la subasta de renovables organizada por el Gobierno para impulsar el despliegue de parques eólicos y fotovoltaicos. Los ganadores se han garantizado un precio mínimo de la electricidad que produzcan durante los próximos 12 años. La patronal valenciana de energías renovables Avaesen apunta que la Comunitat Valenciana puede asumir el 20 % de los proyectos de la subasta y apremia al Consell a contratar a más funcionarios para agilizar la tramitación de las licencias. El problema es que los promotores de parques fotovoltaicos disponen de dos años para conectar a la red las plantas y los de los eólicos de tres años. «Si las empresas ven que puede haber retrasos escogerán otras comunidades autónomas como Aragón para no perder los avales», alerta Marcos J. Lacruz, presidente de Avaesen.

Capital Energy, Iberdrola, Naturgy, X-Elio, EDP Renováveis (EDPR) y Acciona están entre las grandes adjudicatarias de la subasta de renovables celebrada el martes por el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico en el que fueron asignados un total de 3.034 MW de potencia: 2.036 fotovoltaicos y 998 eólicos. El desarrollo de los proyectos conlleva inversiones por unos 2.100 millones de euros asociados a la fabricación y construcción de las instalaciones y la generación de 27.000 empleos, según el Gobierno. Los adjudicatarios deben decidir ahora dónde construirán los parques. Las empresas tienen dos meses para comunicar al Gobierno los emplazamientos.

Marcos J. Lacruz incide en que estos parques y otros que se van a desarrollar con nuevas subastas conllevarán en el futuro una rebaja en el precio de la luz de un 13 %, según las estimaciones del Gobierno. El representante de la patronal valenciana asegura que ahora se inicia una carrera entre las comunidades autónomas para acoger las plantas y es esencial acortar los plazos burocráticos. «Las adjudicatarias tienen la obligación de conectar los parques en dos o tres años y no se van a arriesgar a desarrollarlos en zonas donde se pueden demorar las licencias. En Aragón se están concediendo en doce meses. La Generalitat aprobó una ley en julio que en teoría garantiza que todo el trámite administrativo debe estar resuelto en un año, pero es esencial que refuercen la plantilla de funcionarios de la Conselleria de Economía Sostenible para que se cumplan los plazos», insiste Lacruz. Una vez obtenida la licencia, los promotores tardan unos seis meses en instalar un parque fotovoltaico y poco más de un año en levantar una planta eólica.

Lacruz lamentó que la subasta ha primado a las empresas con megaproyectos sobre las compañías que afrontan plantas más pequeñas y que encajan mejor en el territorio (que son los que quiere impulsar el Consell). Capital Energy (compañía de Jesús Martín Buezas, exyerno de Florentino Pérez) es la gran ganadora de la subasta al conseguir 620 MW de potencia (que equivalen a 600 millones de euros de inversión) de parques eólicos, seguida de X-Elio que va a desarrollar plantas fotovoltaicas con una potencia de 300 MW (que conllevan una inversión de 240 millones de euros).

Esta ha sido la primera subasta para la asignación de proyectos de energía renovable bajo el nuevo sistema aprobado por el Gobierno en diciembre, en el que el promotor recibe un precio fijo por la energía generada en función de la oferta que haya realizado. Los promotores pujan por el precio que están dispuestos a cobrar por la energía que generen en sus plantas y ese es el precio que se les asigna, si su proyecto ha sido adjudicado, durante al menos 12 años en función de la tecnología. La subasta se saldó con un precio medio ponderado de 24,47 €/MWh para la tecnología fotovoltaica y de 25,31 €/MWh para la eólica, un 43 % de media inferior a la estimación de precios a largo plazo respecto de la última cotización

Compartir el artículo

stats