Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un comprador de bitcoins: “Piensan que estoy forrado”

"Un amigo y yo compramos criptomonedas como una afición, tampoco imaginamos que fuese a subir tan rápido”

Luis Oliveira, el comprador de bitcoins

Luis Oliveira, el comprador de bitcoins

Al principio éramos pocos los que aceptábamos pagos con bitcoins: un amigo y yo, un taxista de Lugo, un despacho de abogados de Santiago y un burdel de Vigo, que al parecer daba esa opción para que sus clientes casados pudiesen despistar a sus parejas”. Así lo recuerda Luis Oliveira Rodríguez, un hostelero de Vilagarcía que fue de los primeros en cobrar con bitcoins en Galicia. Hoy, esta criptomoneda vuelve a la máxima actualidad, después de que Elon Musk, propietario de Tesla, anunciase una fuerte inversión en ella ¿La consecuencia? El bitcoin costaba en diciembre unos 1.000 euros. Esta semana ya ronda los 43.000, su máximo histórico.

“Cuando hay una subida como la de ahora todo el mundo pregunta”, explica Luis Oliveira, acostumbrado a que la gente le pare por la calle para interesarse por la rentabilidad de las criptodivisas cuando periódicamente se produce un pelotazo. “Mi amigo y yo compramos bitcoins como una afición, no invertimos de forma profesional, porque tampoco imaginamos que fuese a subir tan rápido”, añade puesto que son muchos los que le dicen que, “debo de estar forrado”.

“Nosotros estábamos comprando siete euros en bitcoins cada uno a la semana, pero desde diciembre lo dejamos porque ahora está carísimo”, afirma el hostelero arousano.

Pero que lleve más de dos semanas sin invertir no significa que haya perdido el interés por las criptomonedas. Muy al contrario, Oliveira está convencido de que son el futuro. “Creemos que es la moneda del futuro, y de hecho en muchos países ya están barajando la posibilidad de convertirla en su segunda moneda oficial, reservándola para grandes inversiones”. Para Oliveira, el paso a las criptodivisas será natural, como lo fue en su día la irrupción del dinero de plástico. “Antes, solo se compraba con dinero en metálico, y la gente no se fiaba de las tarjetas. Y ahora se empieza a pagar con el teléfono móvil. Los chavales que vienen a mi bar ya no andan con dinero físico en el bolsillo y me pagan todo con el móvil. Pues los bitcoins es lo mismo”.

“Cada vez hay más sitios donde se puede pagar con bitcoins. En la ‘milla de oro’ de Madrid ya los admiten en casi todas las tiendas. Y en el Santiago Bernabéu también puedes pagar con ellos al hacer el ‘tour’ por el campo”, añade.

Pero el “bitcoin” ni siquiera es la única criptomoneda. Amazon ya ha anunciado que pretende sacar la suya propia, y Luis Oliveira sostiene que, “vamos a estudiar invertir en ethereum, porque por los comentarios que circulan por la red va a subir mucho”. Y para los pagos de poco dinero emplean la bitcoin cash.

Opinión de un abogado

El abogado vilagarciano Fernando Rúa Gayo, especializado en derecho bancario, advierte de que, “invertir en bitcoins no es seguro”. Recuerda que se trata de una divisa que no está regulada por ningún banco ni Estado, y como inversión tampoco cuenta con la regulación de la Comisión del Mercado Nacional de Valores.

Fernando Rúa añade que cuando una persona pretende comprar acciones o realizar una inversión en un valor convencional, el comercializador tiene la obligación de informarle de los riesgos que entraña su inversión, y de asegurarse de que el comprador posee las capacidades y los conocimientos para realizarla. Filtros que no existen al comprar bitcoins. “Nadie nos va a garantizar el valor futuro ni mucho menos la rentabilidad. El factor de riesgo de esta inversión es enorme porque el mercado es totalmente virtual. Yo recomendaría mucha cautela y precaución”.

Compartir el artículo

stats