Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los precios del comercio marítimo entre China y la C. Valenciana se triplican

Las navieras han retirado hasta un 20 % de los buques que cubren líneas interoceánicas

Vista general del muelle de Levante, donde está ubicada APM Terminals, del grupo Maersk. | EDUARDO RIPOLL

Vista general del muelle de Levante, donde está ubicada APM Terminals, del grupo Maersk. | EDUARDO RIPOLL

La extraordinaria subida del precio del transporte entre China y Europa, tanto marítimo como aéreo, comienza a desatar las alarmas del comercio exterior de la Comunitat Valenciana. La gran demanda de tráficos con China, incluido el material sanitario, se está traduciendo en un fuerte crecimiento de los costes del transporte en todo mundo. De hecho, el precio de transportar en barco un contenedor (flete) se triplica desde que se levantó el confinamiento extremo en Europa y las navieras, que han retirado alrededor de un 20 % de los buques que realizan rutas interoceánicas, descartan volver a ver en mucho tiempo los bajos precios que ayudaron a la recuperación de la economía y el comercio internacional tras el crash de 2008.

Desde que surgió la pandemia también ha desaparecido el 90% del tráfico aéreo internacional de pasaje entre Asia y Europa, lo que ha presionado al alza el precio en este modo de transporte. Según constata un informe de Stock Logistic, si en 2020 el transporte de mercancía vía aérea desde Shanghai a España ascendía a 3,3 dólares por kilogramo, actualmente ha escalado un 242 %, hasta situarse en los 8 dólares/kg. Y la misma presión ha experimentado el flete marítimo. Si colocar un contenedor de 20 pies (6,1 metros de largo) desde un puerto asiático a uno europeo costaba 750 dólares en la segunda quincena del mes de enero de 2018, a principios de 2021 ascendía ya a 4.650 dólares, lo que representa una subida del 620 % en el flete marítimo.

Según Cristina Portolés, directora comercial de Stock Logistic, las causas de esta subida no hay que atribuírselas solo a la covid-19, sino que es la consecuencia de una nueva estructura del mercado de transporte marítimo que se empezó a fraguar a partir de 2008, a raíz de la crisis financiera mundial. «En ese momento -asegura- se produjo un desplome del comercio mundial y las empresas navieras acumularon una gran capacidad de carga que forzó una caída de precios».

La directiva de Stock Logistic, quien ha participado en una jornada organizada por Ebury, fintech especializada en pagos internacionales e intercambio de divisas, refiriéndose al extraordinario aumento que han experimentado los precios del transporte de mercancías entre Asia y Europa, sostiene que «no se prevén cambios significativos en los próximos meses con independencia de que podamos asistir a algunas leves correcciones en los fletes tras la celebración de las fiestas del año nuevo chino», que comenzó el pasado 12 de febrero.

Reflejo en el Puerto de València

Los principales índices mundiales de referencia en el tráfico de contenedores también reflejan esta evolución de precios. El Valencia Containerised Freight Index (VCFI) de diciembre de 2020 experimentó un crecimiento del 4,19% respecto al mes anterior, confirmando la tendencia de los últimos cinco meses del año al aumento de los fletes.

«La gran demanda de tráficos con China y la subida de precios de los combustibles han jugado un papel destacado en este aumento», aseguran desde la Autoridad Portuaria de València. El VCFI, como termómetro de la evolución de los precios del transporte marítimo, también está demostrando la recuperación de la actividad económica.

Compartir el artículo

stats