Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribuna

Lo que nos depara este año

Y a han transcurrido las primeras semanas de este nuevo año que viene marcado por dos situaciones complejas y que repercuten directamente en el transporte: la pandemia y el Brexit. Si en algo nos ha reforzado la crisis sanitaria es la constatación, una vez más, de la profesionalidad del sector, nuestra labor esencial para abastecer los mercados y la responsabilidad de los transportistas, a pesar de que su trabajo no ha sido fácil. No obstante, y aunque hemos aguantado mejor la crisis que otros sectores, el año pasado fue muy complicado para todas las empresas y autónomos que, de una forma u otra, vieron reducido su negocio, tuvieron que acudir a ERTE o directamente pararon sus camiones durante un tiempo. Y las perspectivas para 2021 son preocupantes.

De hecho, el comienzo de año para algunos negocios como la hostelería o el comercio están afectados por restricciones que directamente repercuten en nuestro sector. Según una encuesta de FVET, cuatro de cada cinco transportistas aseguraban que este año se producirán cierres de compañías dedicadas al transporte y la logística en nuestra región. Y es que las dudas en todos los sectores económicos son latentes y el transporte y la logística es uno más de ellos.

La inseguridad generada por el Brexit, marcada en los primeros días por la desorganización, se ha estabilizado en cuanto al abastecimiento de mercancías en el Reino Unido pese a las restricciones impuestas que afectan al sector. La tramitación burocrática que genera los pasos aduaneros está afectándonos y encareciendo el flujo del transporte al necesitar más tiempo para realizar las operaciones. Todavía hay cuestiones que precisan de una respuesta clara y concreta para llevar tranquilidad al sector y al intercambio comercial, que se está resintiendo por el Brexit, pero también por las medidas anti-covid que impone cada región. Y hay que añadir que somos un sector muy dependiente del precio del combustible.

Ante estas dudas es preciso que las distintas administraciones tomen medidas para asegurar la viabilidad del sector y trabajen codo con codo con los transportistas para encontrar una solución a los problemas que se plantean, como está sucediendo con el régimen sancionador contra la morosidad. No podemos dejar de lado actuaciones fundamentales para el sector más allá de los que nos deparará la crisis de la covid o el Brexit.

Es vital encontrar una solución a la carga y descarga, algo que necesitamos que se resuelva de una vez. Ni dejar pasar proyectos estratégicos como la ampliación norte del Puerto de València. Porque lo que necesitamos para superar esta crisis son iniciativas que generen empleo, revitalicen la economía y creen riqueza en nuestro territorio. El sector del transporte y la logística es optimista: si remamos todos los agentes implicados en la misma dirección, tenemos la capacidad de salir reforzados de esta situación.

Compartir el artículo

stats