El sector servicios de la Comunitat Valenciana facturó un 11 % menos en 2020 respecto a 2019. La caída es fuerte pero menor que la media registrada a nivel estatal (-15,6 %) y muy por debajo de la sufrido por autonomías muy expuestas al turismo como Baleares (-37 %) o Canarias (-29 %) .

Precisamente, los sectores más perjudicados por el año de la covid han sido esos, los turísticos: las agencias de viajes y operadores turísticos han vendido un 75 % menos; los servicios de alojamiento, un 68 %; el transporte aéreo, un 60,1 %; el taxi, un 53,6 %, y las comidas y bebidas, un 43,6 %.

En términos de contratación, ese descenso también ha pasado factura y en la Comunitat se han generado un 3,4 % menos de empleos que en 2019. El retroceso nacional ha sido más acusado, llegando al 4,3 % anual.

Por otro lado, la industria valenciana fue una de las que salió mejor parada, en términos de volumen de negocio, durante el año 2020, dado que solo se contrajo un 6,7 %, cuatro puntos menos que la media nacional. Solo Galicia y Extremadura tuvieron un registro mejor, con descensos en cada caso del 5,8 % y 3,8 %. Autonomías netamente industriales como Cataluña y el País Vasco vieron cómo la facturación de las firmas de su sector secundario caía un 12,2 % en el primer caso y un 16,2 % en el segundo.

En diciembre, la C. Valenciana fue la que tuvo el mayor incremento en el volumen de negocio industrial, con una subida del 9,8 % respecto al mismo período del ejercicio anterior. La media nacional fue negativa en un 2,6 %. Solo Castilla y León (3,8 %), Galicia (3,3 %), Cataluña (1,6 %) y Extremadura (1,2 %) siguieron el camino valenciano.