30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iberdrola invierte 38 millones en plantas de hidrógeno para camiones

La empresa proyecta un corredor en la C. Valenciana con este combustible y se alía con las firmas de transportes Mazo, Acotral, Transdonat y Alsa

Recreación de una de las dos plantas previstas en València y Alicante. | LEVANTE-EMV

Recreación de una de las dos plantas previstas en València y Alicante. | LEVANTE-EMV

Iberdrola trabaja en la creación de un corredor de hidrógeno verde para transporte pesado en la Comunitat Valenciana que incluye dos plantas de producción del combustible limpio en València y Alicante. La empresa energética se ha aliado con las firmas de transporte Transdonat, Grupo Mazo, Acotral, Alsa y Vectalia y planea invertir 38 millones de euros con la ayuda de los fondos de reconstrucción de la Unión Europea. El objetivo del proyecto es suministrar energía limpia a flotas de camiones, autobuses interurbanos, vehículos industriales e incluso locomotoras de ferrocarril (Stadler trabaja en el desarrollo de este tipo de trenes que serán una alternativa a los propulsados por diésel).

El hidrógeno verde está llamado a sustituir a los derivados del petróleo y al gas natural como fuente de energía para el transporte pesado. El proceso de producción del hidrógeno verde se llama hidrólisis y consiste en separar con electricidad los átomos que componen las moléculas del agua: el hidrógeno y el oxígeno. Por cada átomo de oxígeno se liberan dos de hidrógeno (H2O) ¿Cómo se rompe la molécula?, con corriente eléctrica. El oxígeno se libera y queda el hidrógeno, que es un gas. El proceso convierte el gas del hidrógeno en liquido por lo que es muy manejable. El proceso requiere mucha electricidad, que en el caso del hidrógeno verde procede de fuentes renovables.

El objetivo de Iberdrola es producir el hidrógeno verde con dos electrolizadores ubicados en sendas estaciones de servicio. En València se ubicará en el área de influencia de la ciudad, accesible desde la A7 y en un punto cercano a la red ferroviaria. En Alicante estará situada junto al núcleo urbano y la A7.

El proyecto incluye la construcción de sendas plantas fotovoltaicas de autoconsumo que permitirá que las instalaciones se abastezcan solo de electricidad procedente de energías libres de emisiones. Además, está en estudio la incorporación de equipos de almacenamiento de energía en forma de baterías inteligentes para acumular el excedente de la producción fotovoltaica no consumida por las plantas y verterlo a la red o destinarlo a la producción de hidrógeno en las horas óptimas.

La iniciativa cuenta con el respaldo de la Generalitat Valenciana y el Instituto Tecnológico de la Energía, Ampere Energy y la Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística (FVET). Según Iberdrola, la construcción de las dos plantas y su entrada en servicio generarán 1.500 empleos directos e indirectos.

Compartir el artículo

stats