La cadena de distribución Dia se propone abrir 400 nuevas franquicias en España durante los próximos dos años, de las que 20 corresponden a la Comunitat Valenciana, uno de los territorios donde más se propone crecer la compañía y donde generará unos 200 nuevos empleos. Las franquicias de Dia han introducido un modelo mejorado y basado en incentivos implantado en más de 700 localizaciones de España y 150 en Portugal. También ha puesto en el foco en la eficiencia de costes.

La directora regional de franquicias, Manoli Peña, asegura que la compañía “afronta nuevos tiempos” y afrontará un ambicioso plan de expansión en España a través del nuevo modelo de gestión de este canal de ventas que ya agrupa a 1.400 tiendas en 800 municipios de España y que generan 6.600 empleos. El director regional de Dia en la Comunitat Valenciana y Murcia, Manuel Desantes, destaca que la cadena duplicará su presencia en estos territorios con las nuevas aperturas. En la actualidad Dia posee 28 franquicias en la Comunitat. “Estamos convencidos de que vamos a crecer en entornos urbanos y apostaremos por los productos locales”, explica Desantes. Además, también pretende acelerar las ventas por internet.

Entre las principales medidas del nuevo modelo de franquicia está el nuevo método de pago de la mercancía por parte del franquiciado que garantice el correcto abastecimiento de la tienda. Hasta el momento, el franquiciado abonaba la mercancía una vez la recibía en la tienda. Con el nuevo modelo, el franquiciado pagará la mercancía cuando ya la haya vendido y no antes, favoreciendo así la tesorería de la tienda.

Evolución en 2020

El grupo Dia acabó 2020 en los mismos niveles de facturación que un año antes, a pesar de que en ese período procedió al cierre de 457 supermercados y se vio perjudicado por el efecto divisa tanto en Argentina como en Brasil, según los resultados enviados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La compañía terminó el ejercicio en el entorno de los 6.882 millones de euros en ventas netas (+0,2%) y con 6.169 tiendas operativas en los cuatro países donde opera (España, Portugal, Brasil y Argentina). La cadena de supermercados, cotizada en la bolsa española, está controlada por el magnate ruso Mijail Fridman.