30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Grimaldi compra la terminal del Puerto de València de Trasmediterránea y 5 buques

El acuerdo también prevé la cesión de almacenes, oficinas y taquillas en València

Vista panorámica de la terminal de Trasmediterránea en el Puerto de València. | FERNANDO BUSTAMANTE

Vista panorámica de la terminal de Trasmediterránea en el Puerto de València. | FERNANDO BUSTAMANTE

Grimaldi sale al rescate de Trasmediterránea. La naviera italiana y el grupo Armas, dueña de la compañía que opera líneas de transporte marítimo de pasajeros y mercancías entre Baleares y diversos puertos de la península como València y Barcelona, han firmado un memorando de entendimiento (MoU, por sus siglas en inglés), para la venta de determinados activos y derechos de propiedad de la compañía española, como primer paso de una colaboración de estas empresas. Entre estos activos, cuya cuantía económica no han desvelado ambas partes, se encuentra la terminal que Trasmediterránea gestiona en el Puerto de València.

El acuerdo prevé la compra por parte del grupo italiano de los buques Ciudad de Palma (construido en 2007), Ciudad de Granada (2001), Ciudad de Mahón (2000), Volcán del Teide (2010) y Volcán de Tijarafe (2007). Todas estas embarcaciones las utiliza actualmente Armas Trasmediterránea en varias conexiones en España.

Para el Puerto de València lo más importante de este acuerdo entre las dos grandes navieras es que incluye la cesión de la terminal de Trasmediterránea del recinto del Grao, donde se realizan tareas de manipulación de material rodante y pasajeros, así como diversos almacenes, oficinas y taquillas. Grimaldi también adquiere la terminal de Barcelona, así como instalaciones de Palma, Mahón e Ibiza hasta ahora en manos de Trasmediterránea. Además, prevé la compra por parte del Grupo Grimaldi de los derechos de explotación entre la Península y Baleares para el transporte de mercancías y pasajeros en las rutas marítimas Barcelona-Mahón, Barcelona- Palma, Barcelona-Ibiza, València-Mahón, València-Palma y València-Ibiza.

A finales del año pasado Naviera Armas, dueña de Trasmediterránea y uno de los operadores más importantes de transporte marítimo en Canarias y Baleares, alcanzó un principio de acuerdo con sus bonistas -debido a su elevado volumen de pasivo- para proceder a la reestructuración y refinanciación de su deuda, que ascendía a un total de 900 millones de euros durante 2020.

Nuevo rumbo empresarial

La firma canaria Naviera Armas se hizo con la mayoría accionarial de Trasmediterránea en el año 2018, tras pagar 260 millones de euros a Acciona, de la familia Entrecanales, que había gestionado la compañía desde el año 2002, cuando fue privatizada por el Gobierno de José María Aznar y por la que también pujaron otras compañía, como la del naviero Vicente Boluda. Con todo, los problemas del grupo empresarial canario se agravaron desde entonces considerablemente, sobre todo con la pandemia al provocar un desplome de los ingresos de las firmas de transporte marítimo de pasajeros por las restricciones a la movilidad durante el estado de alarma.

Tras la firma del acuerdo de entendimiento entre Grimaldi y Naviera Armas, se llevará a cabo una due diligence (auditoría realizada por consultores externos) con el objetivo de firmar el acuerdo de transferencia definitivo e iniciar nuevas operaciones para la próxima temporada de verano. El presidente de Grupo Armas Trasmediterránea, Antonio Armas, aseguró ayer que este acuerdo «no supone una salida de las rutas de Baleares ya que continuaremos -apuntó- al lado de un grupo naviero tan importante en el panorama mundial» como Grimaldi.

El armador Emanuele Grimaldi, máximo ejecutivo de la multinacional con cuartel general en Italia, comentó que «una vez finalizada esta operación, nuestro grupo ampliará su oferta de servicios marítimos también al mercado interior español, generando nuevas sinergias con el resto de las conexiones operadas en el Mediterráneo occidental».

Compartir el artículo

stats