30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solo 5 comarcas eluden el impacto de la tercera ola de la covid en el empleo

L’Horta Nord, el Camp de Túria, l’Alcoià, el Baix Maestrat y l’Alcalatén son las únicas zonas de la Comunitat Valenciana que elevaron el número de afiliados a la Seguridad Social en el primer trimestre de 2021 respecto al cuarto de 2020

Un camarero cierra el local por las restricciones a las cinco de la tarde el pasado enero

Un camarero cierra el local por las restricciones a las cinco de la tarde el pasado enero

Solo cinco de las 33 comarcas que componen el territorio de la Comunitat Valenciana consiguieron eludir en el primer trimestre del año los efectos sobre el empleo provocados por la tercera ola de la covid-19, en una muestra más de cómo de imbricadas están la economía y la salud y, muy especialmente, de cómo los efectos en la primera son de calado si la pandemia no está bajo control. Los datos hechos públicos ayer por la Generalitat ponen de relieve que entre enero y marzo de 2021, los tres meses en los que los contagios se dispararon en la Comunitat Valenciana como consecuencia del descontrol social durante los festivos navideños, el número de afiliados a la Seguridad Social se redujo en 32.374 personas, es decir un 1,7 % menos que en el cuarto trimestre de 2020.

La menor incidencia correspondió a Alicante, con 4.082 menos y un descenso del 0,6 %. En Castelló, la primera de esas cifras se elevó a 9.506 y el porcentaje fue del -3,9 %. Por tanto, fue el territorio más damnificado. Por último, en la provincia de Valencia la afiliación bajó en 18.786, es decir, un 1,8 % menos.

Como ha quedado dicho, son cinco las comarcas donde no bajó el número de trabajadores inscritos en la Seguridad Social al término del mencionado período. Se trata de tres zonas en las que la industria tiene un peso específico, como l’Alcoià, l’Horta Nord y el Camp de Túria, además de las castellonenses Baix Maestrat y l’Alcalatén. El Baix Vinalopó figura en la estadística sin cambios en términos porcentuales, o sea un 0,0 % de evolución, aunque en realidad vio cómo la cifra de inscritos descendía en 38 sobre un total de 95.780 trabajadores.

Los datos de la Generalitat reflejan la dispar situación por sexos. De las citadas 32.374 personas que dejaron de estar afiliadas a la Seguridad Social al finalizar marzo pasado, 11.209 eran hombres, con un descenso del 1,1 % respecto a diciembre, pero 21.165 eran mujeres, con una disminución del 2,4 %.

Si la comparación se realiza con el primer trimestre de 2020, los datos mejoran de forma sustantiva. Hay 60.251 inscritos más, con un aumento del 3,3 % y solo tres comarcas -la Ribera Baixa, la Marina Baixa y la Canal de Navarrés- presentan descensos interanuales. Cabe recordar que marzo de 2020 fue cuando se produjo el confinamiento general tras el estado de alarma. Desde mediados de ese mes, el empleo se desplomó en el país.

Por otro lado, el número de autónomosvarió al alza un 0,1 % respecto al cuarto trimestre y se quedó en 354.269.

Compartir el artículo

stats