30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rafael Cervera

"La política agraria valenciana siempre está dirigida por Madrid y Bruselas"

La Unión de Pequeños Agricultores lamenta la pérdida de derechos de la superficie cultivada de la Comunitat Valenciana en la nueva Política Agraria Común para el período 2023-2027

Rafael Cervera, en una imagen de archivo

Rafael Cervera, en una imagen de archivo

Rafael Cervera Calduch (Pedralba, Los Serranos, 1957), fue alcalde de su localidad natal entre 1983 y 1999. Era el cabeza de lista del PSOE durante esos tiempos. Enólogo de profesión, Cervera, también diputado provincial en la Diputación durante nueve años, trabajó en varias cooperativas de vinos del Alto Turia, (Chulilla y Losa del Obispo, entre otras). En la década de los ochenta formó parte de la primera gestora de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), vinculada a UGT, hasta que en el año 2000 se constituyó como organización de ámbito autonómico. Tras una larga trayectoria el histórico sindicalista cede el paso para que ocupe su puesto el actual secretario de organización y administración de UPA-PV, Ricardo Bayo.

Después de tanto tiempo al frente de UPA-PV, ¿qué deberes deja a su sucesor?

Que siga atendiendo y asesorando a ese plantel de jóvenes que forman el motor de nuestra organización junto con otros más mayores; que tenga presente la formación profesional y, por supuesto, que reivindique de forma positiva la mejora de la situación de los agricultores y ganaderos.

Ha visto pasar a una decena de consellers de Agricultura. ¿Quién le ha gustado más?

Con todos y todas he mantenido una buena relación aunque ninguno, hasta la fecha, ha entendido la idiosincrasia de la agricultura y ganadería valencianas. El reconocimiento de la carencia de políticas propias como autonomía solo se dan en el programa electoral pero la realidad es bien distinta. Se han limitado a gestionar, bien o mal, las políticas dirigidas e impuestas siempre por el Gobierno central de Madrid y por el Ejecutivo de Bruselas. La autonomía no ha tenido una auténtica política agraria valenciana.

¿Cómo valora la gestión agraria del ‘Govern del Botànic’?

Dan una de cal y otra de arena. Tienen que apagar muchos fuegos: la propagación de la xylella o el cotonet, arreglar los problemas del agua que genera el trasvase del Tajo-Segura... En fin, parece que aplican la política de que no cambie nada para continuar igual. Es una verdadera pena cuando tenemos una Ley de Estructuras Agrarias que debería ser la base y el comienzo para poner en valor lo que tenemos; diseñando explotaciones dimensionadas y competitivas para jugar un papel activo que genere tejido productivo en el medio rural y evitar la despoblación.

La nueva Política Agraria Común (PAC), ¿favorecerá los cultivos mediterráneos?

En su momento nos afectó de lleno. Sin embargo, en este último periodo cambia. Lo que conocemos de las negociaciones del nuevo periodo de 2023-2027 de la PAC es que hay cosas que nos favorecen y otras no tanto. Lo importante en nuestra autonomía es que toda la superficie cultivada tenga la ayuda con el fin de competir con las mismas condiciones en todos los territorios. De momento, parece que no será así.

¿Es partidario de realizar elecciones en el campo?

Aunque solo sirva para medir la representatividad es muy importante participar de las reglas democráticas que tenemos en un Estado de derecho. No entendemos cómo en muchas comunidades tengan elecciones cada cuatro años y otras no.

¿Los planes de refundación de Intercitrus volverán a revitalizar una organización que fue clave para el sector?

El hecho de que solo vale la unanimidad para tomar acuerdos no la hace operativa. Hay un colegio [en referencia al Comité de Gestión de Cítricos, la patronal que representa a los grandes exportadores] al que no le interesa regular el sector, donde priman sus intereses particulares por encima del interés general como sector. La solución es democratizarla y que se tengan en cuenta las minorías y mayorías.

Compartir el artículo

stats