La conselleria de Hacienda ha pedido y obtenido una prórroga para analizar si la propuesta de la conselleria de Economía de convertir Feria Vaència en una corporación de derecho público es una fórmula adecuada para resolver de una vez la gran losa que pende sobre el futuro de la institución -la multimillonaria deuda de casi 500 millones de euros- que persiste en la forma de una cuenta deudora por esa cantidad de la Feria respecto de la Generalitat. En un encuentro organizado esta mañana por el diario Levante-El Mercantil Valenciano y la Cámara de Comercio de València, el conseller de Hacienda, el socialista Vicent Soler, aseguró que si la institución pasara a formar parte del sector público instrumental no habría ninguna duda para dejar atrás ese escollo, pero la "novedosa" fórmula de Economía obliga a analizar en detalle la cuestión, tal como está haciendo su departamento, que por ese motivo ha pedido una prórroga para ganar unos días. El conseller de Economía, Rafa Climent, de Compromís, aseguró en el mismo acto que, en su opinión, la corporación de derecho público es una herramienta eficaz para suprimir la citada cuenta acreedora y que Feria València puede dedicarse desde ese momento a remontar la dura situación en la que la ha sumido la crisis del coronavirus.

En el acto, los políticos coincidieron con los empresarios en que, más allá del control público de la nueva institución, esta debe regirse por criterios de gestión privada. Varios de ellos, como el presidente de la Cámara, José Vicente Morata, fueron más precisos y reclamaron que el próximo comité ejecutivo esté formado por empresarios, aunque consensuados con la patronal y la Generalitat.

La presidenta de la CEV en València, Eva Blasco, ha reiterado que "se debe optar por la forma que mejor se adapte, pero siempre vinculada a una gestión privada". "Nos preocupa que en estos momentos el análisis de las formas jurídicas pueda llegar a un retraso de medidas que son ya necesarias para la feria", ha lamentado.

Blasco ha defendido que Feria València "debe estar al servicio de la economía valenciana y ser competitiva a nivel internacional". "Lo que ha sido muchos años", ha precisado y ha celebrado que València "es una ciudad especialmente preparada para celebrar congresos o eventos". En este sentido, ha afirmado que en el futuro "se va a tender a formatos híbridos". El director general de Feria València, Enrique Soto, ha apuntado que "hay que darle más uso al recinto en la medida en que incrementa los impactos positivos en la sociedad valenciana".

Climent ha explicado que el decreto ley sobre la nueva naturaleza jurídica de Feria València "se espera que en el mes de mayo esté aprobado". "Después se tendrá un mes para que el se lleve a Les Corts y después poder tramitarse la ley", ha añadido. "A ver si antes de verano podemos tenerlo todo cerrado", ha concluido.