Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las actividades no feriales no podrán superar el 50 % del espacio de la entidad

Hacienda duda sobre que la corporación de derecho público que defiende Economía solvente la deuda y obtiene una prórroga para estudiar la opción

Un momento del acto organizado ayer por Levante-EMV y la Cámara. | FERNANDO BUSTAMANTE

Feria València no podrá superar el 50 % de su espacio con actividades que no le son estrictamente propias. Así consta en el acuerdo de la junta de gobierno del Ayuntamiento de València que el pasado mes de febrero aprobó la cesión a la Generalitat de los inmuebles y el terreno donde desarrolla su labor la entidad comercial. Una de las condiciones de dicho documento es que se mantenga «la afectación a la actividad ferial de la totalidad de los bienes inmuebles de propiedad municipal objeto de mutación demanial subjetiva». Tal afectación «no impedirá el desarrollo de otras actividades complementarias vinculadas o compatibles con la actividad principal» pero esta última debe ser mayoritaria, de tal forma que «la edificabilidad neta destinada a usos compatibles siempre habrá de estar debajo del 50 %». Esos usos incluyen, entre otros, la celebración de eventos culturales o deportivos.

A dicha cláusula se refirió ayer el conseller de Hacienda, Vicent Soler, durante su participación en un encuentro organizado por Levante-EMV y la Cámara de València para analizar el futuro de la institución ferial y en el que participaron destacados empresarios que exponen en la entidad como los presidentes de Cevisama, Manuel Rubert, de Textilhogar, José Ramón Revert, y de Maderalia, Francisco Perelló.

Soler explicó, por otro lado, que su departamento ha pedido y obtenido una prórroga para analizar si la propuesta de la conselleria de Economía de convertir Feria Vaència en una corporación de derecho público es una fórmula adecuada para resolver de una vez la gran losa que pende sobre el futuro de la institución -la multimillonaria deuda de casi 500 millones de euros- que persiste en la forma de una cuenta deudora por esa cantidad de la Feria respecto de la Generalitat. El político socialista aseguró que si la institución pasara a formar parte del sector público instrumental no habría ninguna duda para dejar atrás ese escollo, pero la «novedosa» y «sorpresiva» fórmula de Economía obliga a analizar en detalle la cuestión, tal como está haciendo su departamento, que por ese motivo ha pedido una prórroga para ganar unos días.

Climent

El conseller de Economía, Rafa Climent, de Compromís, aseguró en el mismo acto que, en su opinión, la corporación de derecho público es una herramienta eficaz para suprimir la citada cuenta acreedora y que Feria València puede dedicarse desde ese momento a remontar la dura situación en la que la ha sumido la crisis del coronavirus.

En el acto, los políticos coincidieron con los empresarios en que, más allá del control público de la nueva institución, esta debe regirse por criterios de gestión privada. Varios de ellos, como el presidente de la Cámara, José Vicente Morata, fueron más precisos y reclamaron que el próximo comité ejecutivo esté formado por empresarios, aunque consensuados con la patronal y la Generalitat.

Compartir el artículo

stats