BBVA ha llegado a un acuerdo con Randstad para recolocar al 100 % de los empleados con contratos indefinidos o con autoempleo en el marco del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que acometerá la entidad. En un comunicado enviado por BBVA a la plantilla tras la reunión mantenida con los sindicatos ayer, el banco informa de que ha presentado a los representantes de los trabajadores el plan de recolocación exigido legalmente en este tipo de procedimientos.

Se trata de un programa de un año de duración, ampliable hasta dos años y medio, frente a los seis meses que exige la ley y que beneficiará a los 3.800 afectados por los recortes.

El plan cuenta con diferentes programas a los que cada afectado por el despido colectivo podrá adherirse libremente según sus intereses y preferencias profesionales: trabajo por cuenta ajena, autoempleo o formación de larga duración. El objetivo es recolocar con contratos de trabajo indefinidos o mediante autoempleo al 100% de los afectados por el despido colectivo que quieran seguir trabajando y se adhieran al plan. Randstad acompañará, formará y asesorará a todos ellos, gestionando las ofertas de empleo adaptadas al perfil de cada uno. Los sindicatos recelan de la propuesta.