30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribuna

Generar certezas

L a salida de la crisis requiere de instituciones sólidas y liderazgos decididos. Liderazgos que sepan escuchar y proyectos claros que permitan a la sociedad valenciana situarse en mejores condiciones de vida de las que hasta ahora ha tenido.

El proyecto de ampliación del Puerto de València ejemplifica una punta de lanza para ese cambio de modelo productivo, en la que no todo vale. Las modificaciones del proyecto que se han producido, la falta de gobernanza y diálogo entre todas las partes afectadas supone una escalada en el conflicto poco aconsejable para lo que se está exponiendo. La comisión creada en noviembre de 2019 para facilitar ese diálogo y ese modelo de gobernanza quedó en una declaración de intenciones de la que no se puede extraer unas conclusiones. A esto hay que añadir la irrupción de la pandemia.

Tal como consensuó CC OO-PV en su resolución confederal, la integración de las tres dimensiones (social, medioambiental y económica) era necesaria para cumplir los objetivos de recomposición social a partir del interés general. También se instaba a un proceso de participación de la sociedad civil. La transición ecológica es absolutamente irrenunciable. El desafío para transitar este cambio de época ha de partir del cambio de paradigma de ese contrato social y de esa vertebración de territorio, de largo alcance. Megaproyectos en los que no se tiene en cuenta los costes de oportunidad y el resto de elementos necesarios para cuantificar las inversiones son conocidos en esta autonomía, de infausto recuerdo por experiencias pasadas. Anuncios públicos de creación de miles de empleos son una dinámica muy perversa que requiere una planificación estratégica y mecanismos de seguimiento y control, es decir, gobernanza.

Desde CCOO-PV huimos de simplificar con posiciones binarias, no forma parte del ADN de esta organización análisis de blanco o negro, porque el mundo es absolutamente complejo para acudir a reduccionismos que llenarán muchas portadas, pero la experiencia nos dice que no son nada efectivos.

Diálogo sincero y honesto

En definitiva, instamos a un diálogo sincero y honesto con toda la sociedad civil organizada para abordar el conflicto de la ampliación del Puerto de València con unas garantías suficientes que eviten unas acciones que tengan consecuencias de difícil reparación para el territorio y las personas que lo habitan. Para ello, es necesario reforzar las instituciones y trabajar en los liderazgos que nos lleven a incrementar los niveles de justicia social.

La hoja de ruta está marcada, la Agenda 2030 con indicadores precisos que trascienden del cortoplacismo y no se utilicen como una campaña de marketing de poco recorrido. Es momento de paso corto y mirada larga.

Compartir el artículo

stats