30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los tractores de hidrógeno se preparan para desembarcar en las terminales de Grimaldi y MSC

El proyecto de H2PORTS ya está en pleno desarrollo en las instalaciones de Hyster

Prototipo de vehículo de transporte de contenedores. | LEVANTE-EMV

Prototipo de vehículo de transporte de contenedores. | LEVANTE-EMV

Los vehículos de transporte de contenedores en el interior de la terminales (reach stacker, por su terminología en inglés) propulsados por hidrógeno comenzarán a operar en breve en las terminales de Grimaldi y MSC del Puerto de València. El proyecto H2PORTS, en el que participa la Fundación Valenciaport, quiere probar estas máquinas durante dos años en operaciones reales de carga y descarga de mercancías realizadas en MSC Terminal Valencia. Con esta iniciativa el recinto del Grao impulsa la descarbonización de sus instalaciones.

Para el repostaje contarán con la ‘hidrogenera’ móvil desarrollada por el Centro Nacional del Hidrógeno (CNH2), que garantizará el suministro de este combustible en condiciones adecuadas tanto para este piloto como para el tractor de terminal 4x4 que se probará en Valencia Terminal Europa, del Grupo Grimaldi, y que también utilizará pilas de combustible.

El hidrógeno es un portador de energía limpia que ofrece la ventaja de un fácil almacenamiento y, cuando se utiliza, no produce más emisiones que calor y agua. La pila de combustible de hidrógeno convierte este combustible en electricidad actuando como una extansión de la autonomía de la ‘reach stacker’. La máquina tiene un tiempo muy inferior al de la recarga de las baterías eléctricas lo que marca la diferencia desde el punto de vista operativo. El proyecto H2Ports conlleva una inversión total de 4 millones de euros y participan, además de la Fundación Valenciaport y la Autoridad Portuaria de València, el Centro Nacional del Hidrógeno, y las empresas privadas MSC Terminal Valencia, Grupo Grimaldi, Hyster-Yale, Atena Distretto Alta Tecnologia Energia Ambiente, Ballard Power Systems Europa y Enagás.

Desde 2008 a 2019 la huella de carbono del Puerto de València se ha reducido un 30%, pasando de 3,19 a 2,23 kg de CO2 por tonelada manipulada. En el mismo periodo de tiempo, la actividad de Valenciaport creció un 42%, al pasar de los 52 millones de toneladas gestionadas en el año 2008 a los 74 millones de toneladas manipuladas al cierre del ejercicio de 2019.

En esa línea destacan proyectos como el que ya tiene en marcha Valenciaport como la construcción de la subestación eléctrica que permitirá la conexión a la red eléctrica de los buques atracados en puerto con la consecuente reducción de emisiones de CO2.

Compartir el artículo

stats