La Confederación Empresarial de Hostelería y Turismo de la Comunitat Valenciana (Conhostur) ha solicitado que tras la finalización del estado de alarma, el próximo lunes 10 de mayo, la Generalitat amplíe de nuevo sus horarios y flexibilice la limitación de aforo en interiores. La patronal hostelera propone poder abrir sus establecimientos hasta las 0.00 horas y aumentar del 30 % actual al 66 % la capacidad en espacios cerrados.

Según Conhostur, operar hasta la medianoche permitirá al sector "recuperar el servicio de cenas", que con la actual limitación a las 22.00 horas, coincidiendo con el toque de queda, no ha terminado de cuajar entre los valencianos. Con el fin del estado de alarma el cierre perimetral decaerá y la herramienta que limita la movilidad nocturna quedará en manos de la justicia. Sin embargo, el president Ximo Puig ha avanzado esta semana que es partidario de mantener el toque de queda, aunque la decisión definitiva la tomará la Interdepartamental.

En ese sentido, Conhostur resalta que "por el momento" no han sido convocados a la mesa de diálogo que acostumbran a celebrar con representantes de Sanidad para trasladarles sus peticiones. Entienden que ante el fin del estado de alarma es un "momento muy importante" para el sector, por lo que piden mantener abierto este "foro de diálogo".

Para las actividades de salones de banquetes y eventos, la patronal solicita "un plan de fases con la ampliación durante el mes de mayo del aforo interior al 50 %, teniendo en cuenta las características especiales de estos espacios que permiten que por su amplitud se puedan mantener y cumplir las distancias y medidas de seguridad necesarias".

Te puede interesar:

Por lo que respecta al sector del ocio, junto a las medidas anteriores la organización que preside Manuel Espinar solicita "un plan específico de desescalada para la reapertura (especialmente de las discotecas) teniendo en cuenta que es un sector que lleva más de un año cerrado, y que en estos momentos puede ser el único que asegure un ocio seguro en esta nueva etapa que se abre con la finalización del estado de alarma". Y añaden que "el ocio regulado y seguro es la única defensa que existe frente a los botellones y las fiestas ilegales, que por otro lado hay que destacar que a pesar de las restricciones se siguen sucediendo", afirman.