Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La naviera MSC impulsa la competencia de los ‘ferries’ en el Mediterráneo

Su filial GNV se suma al transporte de pasajeros y vehículos hasta ahora controlado por Baleària, Trasmediterránea y Grimaldi entre puertos españoles e italianos

GNV inicia operaciones en junio en València. | LEVANTE-EMV

GNV inicia operaciones en junio en València. | LEVANTE-EMV

El fin del estado de alarma activa también la competencia entre las navieras que operan ‘ferries’ , de transporte de viajeros y vehículos, en el Mediterráneo occidental, un mercado hasta ahora controlado por Baleària, Armas-Trasmediterránea y Grimaldi. Pendientes de la evolución de la campaña turística con el aumento de las vacunaciones y las menores restricciones de movilidad de la población, las citadas compañías se encontrarán en junio con una nueva firma del sector: Grandi Navi Veloci (GNV).

El nuevo buque de Baleària ‘Eleanor Roosevelt’. | LEVANTE-EMV

Esta filial de la corporación de Mediterranean Shipping Company (MSC) -el gigante del transporte marítimo de contenedores, cruceros y de la gestión de terminales portuarias- es una de las principales compañías de navegación italianas que opera en el sector del cabotaje y el transporte de pasajeros en el Mediterráneo. Actualmente, con una flota de 19 embarcaciones, la firma opera 8 líneas en Italia que conectan la península con Cerdeña y Sicilia y, con estas nuevas conexiones con las Islas Baleares, ascienden a 16 las líneas internacionales desde y hacia España, Francia, Albania, Túnez y Marruecos. Tendrá su base en Palma y programará salidas diarias desde los puertos de Barcelona y València a Palma e Ibiza.

Buque de Trasmediterránea, en el Puerto de València. | M.A. MONTESINOS

Durante la última década estas rutas entre Baleares con el recinto valenciano y catalán han estado en manos de Armas-Trasmediterránea y Baleària. Antes, también participaba Iscomar, pero entró en quiebra. Mientras tanto, Grimaldi cubre la principales líneas de transporte marítimo de corta distancia entre los puertos de la costa mediterránea de Italia con Barcelona y València, donde cuenta con terminales propias para operar sus embarcaciones de transporte de pasajeros y mercancías rodadas.

Además, Grimaldi salió el mes pasado al rescate de Trasmediterránea. La naviera italiana y el grupo Armas firmaron un memorando de entendimiento (MoU, por sus siglas en inglés), para la venta de determinados activos y derechos de propiedad de la compañía española, como primer paso de una colaboración de estas empresas. Entre estos activos, cuya cuantía económica no han desvelado ambas partes, se encuentra la terminal que Trasmediterránea gestiona en el Puerto de València.

El acuerdo prevé la compra por parte del grupo italiano de los buques Ciudad de Palma (construido en 2007), Ciudad de Granada (2001), Ciudad de Mahón (2000), Volcán del Teide (2010) y Volcán de Tijarafe (2007). Todas estas embarcaciones las utiliza actualmente Armas Trasmediterránea en varias conexiones en España.

En esa carrera por incrementar su actividad, Baleària -que tendrá una terminal propia en el Puerto de València en los antiguos astilleros de Unión Naval Valencia (Grupo Boluda) tras invertir 37 millones de euros- acaba de estrenar su buque insignia, un catamarán de alta velocidad con capacidad para 1.200 pasajeros y bajo en emisiones. El fast ferry se llama ‘Eleanor Roosevelt’, ha costado 90 millones de euros y este verano va a cubrir la ruta entre Dénia, Ibiza y Palma. Es el séptimo barco de la flota de la compañía presidida por Adolfo Utor que navega con gas natural licuado (GNL), un combustible que reduce las emisiones de CO2 en un 30 % y en un 80 % las de partículas NOx (óxidos de nitrógeno)

En el aire está el papel que jugará Grimaldi a partir de este verano en las rutas entre Baleares y la península tras el acuerdo con Naviera Armas sobre Trasmediterránea, que en 2018 compró la firma canaria tras pagar 260 millones de euros a Acciona, de la familia Entrecanales. Esta constructora había gestionado Trasmediterránea desde el año 2002, cuando fue privatizada por el Gobierno de José María Aznar y por la que también pujaron otras compañía, como la del naviero valenciano Vicente Boluda.

Compartir el artículo

stats